Nacional

Exguerrilleros se gradúan como operarios de maquinaria pesada

Exguerrilleros se gradúan como operarios de maquinaria pesada
65 exguerrilleros de las Farc se graduaron ayer como operarios de maquinaria pesada tras tres meses de capacitación técnica y académica en el municipio de La Unión (Valle del Cauca).

EFE La Unión

65 exguerrilleros de las Farc se graduaron ayer como operarios de maquinaria pesada tras tres meses de capacitación técnica y académica en el municipio de La Unión (Valle del Cauca).

En total fueron una mujer y 64 hombres los graduados, entre ellos Hernán Alirio Montes Vega quien perteneció a la antigua guerrilla durante 20 años y destacó "este tipo de capacitaciones" que los excombatientes pidieron un año después de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc en noviembre del 2016.

"Salimos con la intención de formarnos en otro tipo de experiencias para conocer más sobre la vida laboral, sobre cómo funciona el sistema del empleo y el desempleo y esto nos arroja los resultados que hoy se pudieron notar: recibimos una capacitación extensiva en tres meses", relató Montes.

Según dijo, el objetivo de los 65 graduados, quienes recibieron una certificación de la Asociación de Maquinaria Pesada de Colombia (Asomap), es aprovechar la oportunidad para conseguir empleo y "aportarle a la sociedad" del país.

"No aportarle solamente al seno familiar interno de cada uno de nosotros, sino es aportarle a la sociedad en la reconstrucción del país, de la conciencia y del fortalecimiento de la paz", aseveró.

Hasta el hotel Los viñedos, en La Unión, llegaron los 65 exguerrilleros vestidos con botas negras, bluyines, camisas blancas y cascos amarillos, prendas propias de la labor en la que se capacitaron y a la que ahora dedicarán sus vidas.

La única graduada

Carmen Rosa Granados Peña, la única mujer graduada y quien hizo parte del Frente 19 de las Farc, calificó de muy importante la capacitación a la que se metió porque "esto es algo que me gustaba mucho desde un principio, desde que estaba en la guerrilla".

"A mí me fascinaba estar montada en un máquina de esas. Creo que en los entornos fui la única que se decidió a esto. Vine y gracias a Dios aprendí, cumplí mi sueño que anhelaba estando en la guerrilla; siempre quise que hubiesen estas capacitaciones y tuve esta oportunidad", afirmó.

La mujer también resaltó la nueva vida que comenzó tras la firma del acuerdo de paz: "He visto que es muy diferente estar en la guerra que estar en la paz".

"El llegar a la vida civil para nosotros no fue fácil porque (...) ya vemos que el proceso de paz el 100% no ha sido perfecto, en todo proceso hay dificultades y hay muchas cosas que le teme uno, como personas y excombatientes que somos, que son las muertes de muchos líderes", afirmó.

De acuerdo con el informe trimestral de la Misión de Verificación de la ONU divulgado el 31 de diciembre, 2019 fue "el año más violento" para los exguerrilleros de las Farc que se acogieron al acuerdo de paz, ya que 77 fueron asesinatos.