Nacional

'Excombatientes deben tener garantías': Gerente de Paz de Antioquia

'Excombatientes deben tener garantías': Gerente de Paz de Antioquia

Casi toda su vida en el sector público, Rafael Blanco Lozano la ha desarrollado en la Presidencia. Allí ha sido asesor y coordinador de la Consejería para los Derechos Humanos y Asuntos internacionales y en el Programa de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

Hoy, este bogotano de 41 años, administrador de empresas con formación en ciencias políticas, ocupa la Gerencia de Paz y Convivencia de Antioquia.

Blanco habló con , hizo un balance de lo que halló y de cómo están los acuerdos con las Farc.

¿Cómo encontró la Gerencia y qué temas para desarrollar?

Lo destacable es encontrar una voluntad a través de una Gerencia de Paz, de buscar cómo avanzar en la implementación del Acuerdo (con las Farc) en el departamento. Una gerencia que depende del despacho del Gobernador.

¿Cuáles puntos son prioritarios en Antioquia?

Uno es el tema de la reincorporación de los excombatientes. Si no les damos las garantías a las personas que se mantienen con el compromiso de llevar a cabo su proceso, corremos el riesgo de que vuelvan a la ilegalidad.

Otro aspecto es lograr las transformaciones estructurales que necesitan algunos territorios de paz (ETCR), en los 24 municipios que hacen parte de los planes de desarrollo con enfoque territorial.

Si no les damos las garantías a las personas que se mantienen con el compromiso de llevar a cabo su proceso, corremos el riesgo de que vuelvan a la ilegalidad.

¿Cuál es la situación de estas zonas en Antioquia?

Hay cuatro zonas de los antiguos ETCR, y hay cinco nuevas zonas de asentamiento, estos últimos son espacios que se han venido conformando en diferentes sitios con gente que se ha salido de otros espacios.

Qué necesidades tienen estas cuatro zonas?

En Antioquia han venido avanzando de diferente manera. Un espacio que tiene un avance significativo es el de Dabeiba, que se conoce como Llanogrande. Hay un buen avance en tejido social, entre los habitantes y la Fuerza Pública, que a través de estrategias como Carpa Azul, avanza en construcción conjunta de vías. Es un buen ejemplo de reconciliación.

Y con cooperación internacional hay avances en proyectos productivos (panadería, tienda, piscicultura).

Cuando el acceso es difícil, llegar con la oferta estatal es más complejo. Es el caso de Carrizal, en Remedios, un ETCR que está a siete horas del casco urbano.

Y también dificulta la sostenibilidad de los proyectos productivos en esa zona porque sacar, vender, comercializar productos se hace difícil.

Este espacio (Ituango) está rodeado de diferentes veredas donde hay presencia de actores armados, cultivos ilícitos. Eso hace que no haya condiciones para que este espacio esté ubicado ahí.

Ituango tiene problemas de seguridad...

En Santa Lucía, en Ituango, cómo es de conocimiento público, se han presentado algunas afectaciones en materia de orden público, debido a la presencia de estructuras armadas. Hay que tener claro que en el espacio territorial como tal no se ha presentado ningún hecho que afecte la vida e integridad de estas personas. Se han presentado en la ruta que conduce de Ituango a Santa Lucía.

Y este espacio está rodeado de diferentes veredas donde hay presencia de actores armados, cultivos ilícitos. Eso hace que no haya condiciones para que este espacio esté ubicado ahí.

Esta semana, en el Consejo Departamental de Reincorporación, se oficializó su trasladado a Mutatá y hoy se realizará una visita a este nuevo espacio para mirar qué necesidades hay en materia de salud, bioseguridad, logística y seguridad.

¿Y el de Anorí?
El otro espacio es en La Plancha Anorí y el gran reto es la compra de tierra. Tuvimos una reunión con el Ministerio de Vivienda y con un representante a la Cámara de las Farc, donde nos manifestaron que el tema de la reubicación y la consolidación de este espacio avanza. La idea es comprar un espacio para ubicar ese ETCR.

¿Qué tipo de esquemas se ha pensado para brindar mejor seguridad?

La idea es que se puedan articular y fortalecer las medidas de protección para excombatientes. Con la Fuerza Pública se revisó la seguridad en los espacios y asumió el compromiso de brindar protección, y fortalecer algunas medidas en sectores vulnerables.

Para esta vigencia tenemos un presupuesto de 4.200 millones de pesos, pero eso lo van a reducir un 20 por ciento.

Con la pandemia se resiente el presupuesto?
El covid ha impactado las finanzas de la Gobernación y a todos nos ha tocado ajustarnos.

Hay que mirar cómo esos pocos recursos se pueden distribuir de manera inteligente para atender diferentes frentes. Para esta vigencia tenemos un presupuesto de 4.200 millones de pesos, pero eso lo van a reducir un 20 por ciento.

¿Qué programas se pueden afectar?

Por ejemplo, lo que tiene que ver con actos de memoria, temas de reconciliación, se puede ver afectados. Un poco el tema de construcción de estrategias, de construcción de paz territorial.

Estamos viendo nuestros indicadores para planear cómo vamos a cumplir el Plan de Desarrollo.

¿Cómo ve el futuro de la paz en el departamento?

Creo que el tema es continuar consolidando y construyendo la paz. Sesenta años de conflicto armado en cuatro años no los vamos a cambiar. Lo que se puede dejar son bases fuertes, que permita que de aquí a 15 años se logren esas transformaciones.ORLANDO LEÓN RESTREPO ESCOBAR 
EDITOR DE
@oleonn84