Nacional

En cárcel de Ipiales consumen una bebida que protegería del covid-19

En cárcel de Ipiales consumen una bebida que protegería del covid-19

Con limonada, agua de panela y algunas bebidas medicinales en la Cárcel Judicial de Ipiales, en Nariño, se busca contrarrestar al temible covid-19 y proteger de la mortal enfermedad a toda la población carcelaria.

Pero como el centro carcelario no cuenta con los recursos económicos suficientes y menos tiene huertas donde sembrar las plantas, su administración está solicitando la generosidad del Gobierno, sector privado y ciudadanía en general de esa ciudad fronteriza con el Ecuador, para que haga sus donaciones y se solidarice con la salud de los privados de la libertad.

(Le recomendamos leer: El día que un barco con 100 toneladas de explosivos aterró a Cartagena)

Y para que no haya equívocos a su director, Luis Estupiñán, no le cabe la menor duda que esta estrategia es una verdadera política carcelaria que la viene aplicando porque por encima de todo se trata es de salvar la vida de los reclusos, y no propiamente formulándoles costosos medicamentos de la medicina tradicional que a veces no dan los resultados esperados.

"Son políticas establecidas bajo mi administración que no tienen misterios", aclara para que no se piense que se trata de meras improvisaciones o simples ensayos para engañar a la gente.

(Lea también: Profesor habría abusado a estudiante menor de edad en el colegio)

A las familias de los internos se les informa que actualmente  tenemos cero positivos en el establecimiento penitenciario

Aún cuando en Ipiales ya se contabilizan 959 casos positivos de covid-19 y 39 fallecidos, a la cárcel el virus por fortuna aún no ha llegado.

"A las familias de los internos se les informa que actualmente tenemos cero positivos en el establecimiento penitenciario", advierte el funcionario.

Recalca que esto se ha logrado gracias al esfuerzo de un equipo de trabajo integrado por médicos, trabajadores administrativos y los guardias que han sido capaces de velar por el bienestar de los internos en plena pandemia.

No le da pena decir que a los presos se les esté brindando cada día esta clase de bebidas.

"Estamos volviendo hacia los años de nuestros ancestros, cuando nuestros abuelos nos curaban a punta de aguas", recuerda y luego manifiesta que ahora la dieta alimenticia para los internos no tiene misterios ya que contempla las aguas calientes con limón o naranja, también se utiliza el jengibre y la panela.

Nos ha dado buenos resultados en cárceles como Villahermosa y en la de Villavicencio

"Nos ha dado buenos resultados en cárceles como Villahermosa y en la de Villavicencio", comenta sin vacilaciones.

(Le puede interesar: Antioquia, a 23 camas de declarar cuarentena estricta por siete días)

Estupiñán insiste que además de acudir a estas bebidas, no puede faltar la aplicación de las medidas de bioseguridad y desinfección permanentes como ocurre en todo el país.

Hace un llamado a la solidaridad de la comunidad para que brinde su apoyo a la jornada de donación que se viene impulsando para obtener dichos productos.

"Pedimos de una manera muy respetuosa a todos los productores, importadores, exportadores de productos como limón, panela y jengibre, nos ayuden con sus donaciones", subraya.

Calles de Ipiales, municipio de Nariño.

Una de las calles de Ipiales, municipio de Nariño.

A la Policía Fiscal y Aduanera le recomienda que los cargamentos con estos productos que logra incautar en las carreteras de Nariño, los entreguen al centro carcelario en esta época tan difícil que Colombia y Nariño enfrentan.

"Estamos haciendo esta campaña porque tenemos la plena seguridad de que estas aguas nos van ayudar a contrarrestar el covid-19 en este establecimiento", asegura.

Además, dice que los resultados positivos ya se han visto por lo que cree que en Ipiales, una ciudad con bajas temperaturas, sobre todo en las noches y las madrugadas, las aguas medicinales pueden contribuir al bienestar de los reclusos.

(La puede interesar: En una casa de Cali velaron a persona que habría muerto por covid-19)

Le tiene mucha fe al jengibre, la moringa y el 'matarratón' como plantas medicinales que influyen en la salud humana, por lo que pide nuevamente sean donadas y entregadas en la puerta de acceso del centro carcelario.

Por lo pronto la cárcel no está recibiendo traslado de reclusos de otros centros penitenciarios del país, toda vez que ahora allí pagan condena un total de 296 internos, cuando tiene una capacidad para albergar 280, por lo que el porcentaje de hacinamiento solo es del 5 por ciento, cifra que comparada con la de otros centros de reclusión es relativamente baja.

Mauricio De la Rosa
Para El Tiempo
Pasto