Nacional

En Antioquia buscan prohibir consumo de drogas en espacio público

En Antioquia buscan prohibir consumo de drogas en espacio público

Durante su discurso de conmemoración del 20 de julio en Antioquia, el gobernador Luis Pérez hizo dos anuncios relacionados con drogas y narcotráfico, aspectos que considera los grandes males que están acabando con la libertad de las personas, el desarrollo de los jóvenes y la democracia. 

Por un lado, dijo que firmará este domingo en la noche un decreto con el que se prohibirá el consumo de marihuana y sustancias sicoactivas en algunos espacios del departamento y en horarios determinados.

Así, quedará prohibido consumir este tipo de sustancias en todos los parques públicos en los que haya presencia frecuente de menores de edad, entre las 6 a. m. y las 10 p. m.

Tampoco se podrán usar o consumir en un área de 100 metros alrededor de las instituciones educativas, entre las 6 a. m. y las 8 p. m., ni en los escenarios deportivos en horario de servicio al público. Quienes incumplan el decreto serán sancionados.

"El desarrollo de la personalidad de un solo personaje no puede estar por encima de los miles de niños que necesitan un ambiente sano", manifestó Pérez.

Con esto, el mandatario departamental también dijo que es una forma de adaptar la decisión de la Corte Constitucional, que permite el consumo de estas sustancias en lugares públicos.

Por otro lado, Pérez dijo que este fin de semana le pedirá al presidente Iván Duque que le permita usar helicópteros de alta precisión, que pueden fumigar cada día entre 100 y 200 hectáreas de cultivos ilícitos, de modo que se pueda evitar la resiembra, que en Antioquia estaría en el 400 por ciento. 

Estos helicópteros, dijo el mandatario departamental, tienen antenas de precisión que permiten que no se salga de la zona de los cultivos de coca, por lo cual no se afectarían los cultivos de los campesinos ni los bosques. 

Esta petición está basada en las cifras que presentó el gobernador, según las cuales, en 2017 el departamento tenía 8.800 hectáreas sembradas de coca, pero entre 2018 y 2019 se han erradicado unas 33.000, lo que indica que la resiembra es muy alta.

El desarrollo de la personalidad de un solo personaje no puede estar por encima de los miles de niños que necesitan un ambiente sano

"La droga es el daño más grande que está sufriendo la democracia, la droga está acabando con nuestras libertadas, está asociada a la corrupción. Donde hay droga hay corrupción, hay violencia, hay bandas criminales, hay actores como la guerrilla, los paramilitares y los violentos, que nos han tratado de quitar la libertad en nuestro país", expresó Pérez. 

También dijo que el narcotráfico está perpetuando en el campo el control de los criminales, pues los campesinos se ven obligados a sembrar cultivos ilícitos a cambio de dinero fácil, a lo que se suma que las estructuras criminales siguen sembrando artefactos explosivos para evitar la erradicación.