Nacional

El Gobierno debe dar garantías para líderes ambientales

El Gobierno debe dar garantías para líderes ambientales
Se reunió con Ministerios de Vivienda y Hacienda. Busca adoptar políticas para mejorar el acceso a agua potable en el país. Expectativas.

COLPRENSA BOGOTÁ

Con el fin de unir a Colombia a la Alianza Mundial ‘Saneamiento y agua para todos’, la exrelatora de la ONU y CEO de la iniciativa, Catarina de Albuquerque, se reunió con los Ministerios de Vivienda y Hacienda, y con diferentes actores de la sociedad civil, académica y privada.

Albuquerque explicó sobre sus expectativas de la visita y los retos que se tienen.

¿Cuáles son las expectativas que tiene con respecto a la reunión con el Gobierno Nacional para garantizar un sistema eficiente de acueducto, alcantarillado y agua potable para los colombianos?

Yo estoy representando una alianza de Naciones Unidas, compuesta por 74 gobiernos, agencias de Naciones Unidas, el Banco Mundial, el BID, el Banco Africano, la Fundación de Bill y Melinda Gates y también empresas del sector privado, sociedad civil e instituciones académicas.

Venimos a invitar al Gobierno a que forme parte de la Alianza, porque estamos convencidos de que haciendo parte de esta los países trabajan mejor y acceden al derecho humano a tener agua y saneamiento.

También somos conscientes que este no es solo un tema de gran envergadura para el Gobierno, sino que todos los actores de la sociedad, como las organizaciones privadas, académicas y civiles, deben sentarse en la mesa.

¿Cuál es el rol que deben cumplir los actores de la sociedad con el proceso de garantizar saneamiento y agua para todos?

El Gobierno Nacional toma las decisiones con respecto al cuidado del agua y el Medio Ambiente. Por su parte, la sociedad civil puede actuar identificando las zonas que más necesidades tienen para prestarles atención y disminuir las tarifas de acceso a un sistema de saneamiento de calidad.

La sociedad civil también puede colaborar con el Gobierno y trabajar con municipios pequeños, juntas de acción comunal y corporaciones ambientales, para que sirvan de apoyo en la capacitación de estrategias para cuidar el agua en las zonas.

En cuanto a la comunidad académica, puede servir en la investigación y desarrolla tecnologías para resolver problemas de tratamiento y consumo responsable del agua.

Las organizaciones privadas colaborarían en términos de apoyo financiero e intercambio de experiencias sobre el tema.

Las áreas rurales del país no tienen registro sobre el estado del alcantarillado y acueducto. ¿Qué estrategia se piensa presentar al Gobierno Nacional para que los haya?

Yo vengo de Perú de una misión en la que tuvimos una discusión por el manejo de datos. Sin ellos no se pueden crear políticas públicas adaptadas a la realidad del país.

Desde la alianza podemos trabajar en conjunto con Naciones Unidas y gobiernos para brindar ayudas económicas.

¿Cuál es el panorama de la calidad del agua en América Latina?

En América Latina, se estaba enfocando principalmente en cobertura, más no en calidad. Sería realmente penoso si para el año 2030 no se lograra el sexto objetivo de Desarrollo Sostenible con respecto a garantizar agua potable y de calidad para todos.

Uno de los problemas más complejos que tiene hoy en día Colombia es el asesinato sistemático de líderes defensores de Derechos Humanos y Medio Ambiente. ¿Cómo se piensa garantizar su protección e incentivo para continuar con su labor de protección?

En ese sentido, América Latina tiene un panorama muy triste. Por eso el Gobierno tiene la obligación de proteger la vida de los líderes sociales. Deben dar garantías para que se preserve su vida.

Además de eso, se debe trabajar en conjunto con las fuerzas militares, en caso de que se presente algún crimen. Si eso pasa, se debe dar fuertes medidas de castigo para los perpetradores y seguridad a los líderes.

Otro problema que también se presenta para lograr agua potable para todos en el 2030 es el cambio climático. ¿Cómo se puede lograr el objetivo sin afectar más al planeta?

Este es un desafío muy difícil, debido a que los ciclos del agua están cambiando por el aumento de la temperatura del mar. En estos momentos hay que tratar de adaptarse a las condiciones que se llevan a cabo actualmente.

Una de las formas de utilizar de manera óptima el agua es mediante la recolección de las lluvias. Así se podría evitar el desperdicio y represamiento de aguas que generan inundaciones.

También es indispensable hacer un monitoreo del agua disponible para consumo humano, esta debería ser la prioridad. Luego, se debe determinar cuánta debe asignarse a otras actividades como ganadería, agricultura, entre otros.