Nacional

Desgarrador relato de la dueña de la mascota que murió en un avión

Desgarrador relato de la dueña de la mascota que murió en un avión

María Fernanda Echeverry está destrozada, su voz entrecortada lo revela. 

Aún no puede creer la inesperada muerte de su perro, Homero. La mascota falleció cuando iba en un guacal en la bodega de un avión operado por Easyfly que cubría la ruta Puerto Asís y Cali.

(En contexto: Denuncia que su perro murió por tener que viajar en bodega de avión)

María solicitó que su mascota fuera llevada en cabina con ella, pero la aerolínea insistió en que por políticas del vuelo el animal debía ir en un guacal en bodega. 

El pasado 13 de enero se acababan las vacaciones para María Fernanda y su fiel compañero, Homero, luego de un viaje de casi un mes en Putumayo. Ella pensó que era mejor devolverse en avión para no someter a su mascota a otras 36 horas en bus - como lo había hecho para llegar a Mocoa en diciembre pasado-. 

(Lea además: Fiscalía investigará caso de muerte de perro en un avión)

"Esa vez nosotros viajamos 36 horas en bus, él iba al lado mío durante todo el camino desde Armenia -que es donde yo vivo- hasta Mocoa donde íbamos de vacaciones. El perrito era sano, no tenía ninguna enfermedad", cuenta María Fernanda. 

Aunque no le permitieron llevar a Homero en cabina, ella accedió a que fuera en bodega dentro de un guacal, pero cuando llegaron a Cali y fue a buscar a su mascota se enteró de la trágica noticia. 

"Inmediatamente yo me bajé del avión yo corrí a la bodega a ver a mi mascota porque yo nunca me despego de él y cuando llego y veo que está debajo de todas las maletas y lleno de sangre porque al parece él trató de salirse del guacal y también se lastimó", cuenta. 

(Le puede interesar: Así está el panorama de las camas de UCI en las ciudades)

Agregó: "Me dijeron espere y cuando me lo entregaron estaba con una tela verde encima y muerto. Sin decirme ni una sola palabra se fueron. Yo saqué mi celular y grabé, no se cómo hice porque yo estaba llorando".

María agarró el cadáver de Homero y junto a su esposo -que la estaba esperando en el aeropuerto de Cali- lo llevaron en el carro a una veterinaria en Armenia para que pudieran tener un certificado de la causa de su muerte.

"Lo dejamos en Huellitas donde lo congelaron y al otro día lo cremaron. Se le hizo todo el procedimiento para comprobar la causa de la muerte y fue por Hipoxia (asfixia) tengo el certificado médico. El avión llegó hasta un punto tan alto que ocasionó la asfixia del animal y en el espacio en el que él estaba no era el adecuado para viajar un ser vivo", dice María Fernanda.

(Lea también: El bombero que buscó el cuerpo de María Ángel, su propia hija)

Las cenizas de la mascota de dos años y medio de edad reposan en la casa de María Fernanda y su esposo. 

Por su parte, la aerolínea Esasyfly emitió un comunicado donde explican lo sucedido. 

"El respeto y el cuidado de los animales es una prioridad para Easyfly. En el caso de Homero, no se presentó la documentación requerida para su transporte en la cabina, que incluye certificado médico de apoyo emocional y carnet de vacunas, en razón a lo cual la compañía ofreció a la pasajera, dueña de Homero, la opción de transportarlo en la bodega del avión en un guacal, como procede en estos casos, de acuerdo con la normatividad vigente. En este sentido y previa autorización de la dueña así se transportó", indicaron.

(Además: El hombre que a sus 104 años de edad obtendrá su título de doctorado)

Y agregaron que "como transportadores desconocemos las condiciones de salud con las que los animales abordan las aeronaves, así como las condiciones especiales físicas, emocionales, de temperatura o presión que el animal puede soportar durante el viaje, por lo que son sus dueños las personas idóneas para determinar si, previo cumplimiento de las normas aeronáuticas, los animales pueden o no viajar".