Nacional

Desde $ 30 mil semanales exigía una banda de extorsionistas en Cali

Desde $ 30 mil semanales exigía una banda de extorsionistas en Cali

En un trabajo articulado enfre Policía y Fiscalía, la Policía Nacional adelantó 20 allanamientos para capturar a presuntos integrantes "de una poderosa organización vinculada directamente al Grupo Armado Organizado Residual Gaor Dagoberto Ramos quienes venían dinamizando la extorsión desde algunos sectores al oriente de Cali".

La banda extorsionaba a comerciantes y residentes en algunos sectores, de quienes analizaba su perfil para determinar extorsiones entre 30 y 500 mil pesos semanales, valores que se sumaban a exigencias esporádicas cercanas a los 10 millones de pesos.

En la investigación se conoció la existencia de más de 100 víctimas, pero solo un bajo porcentaje decidió denunciar.

El comandante de la Policía Metropolitana, general Manuel Vásquez, dijo que "estamos conteniendo una primera intención de este grupo por ampliar su portafolio criminal hacia zonas estratégicas, los cuales buscaban utilizar la ciudad como un centro de acopio para el tráfico de estupefacientes, armas de fuego y consolidar la extorsión como fuente de financiamiento criminal".

( Le puede interesar: Prenden alarmas en Cali por primer caso de niño quemado con pólvora )

La organización tenía roles como los encargados de los cobros al sector comercio y a residentes del sector. También campaneros que alertaban la presencia de autoridades y personas no habituales, mientras que otros realizaban las llamadas extorsivas e intimidaban con visitas a las víctimas.

Las autoridades dicen que la falta de denuncia afecta las acciones de autoridades e incrementa las rentas criminales

La investigación dice que se han generado "alianzas con grupos de delincuencia común urbana, a los que les permiten actuar en su nombre dotándolos de material bélico y estos a su vez realizan una rendición de cuentas de su actividad criminal".

La estructura residual Dagoberto Ramos tiene injerencia principalmente en el norte del Cauca. Hay otras bandas como el Clan del Golfo que se mueve en esa misma área.

Vásquez dijo que se detectaron intenciones del Gaor para atentar contra la Estación del Policía del Municipio de Miranda en el Cauca, lo que permitió contrarrestar un atentado el pasado 12 de noviembre cuando resultaron muertos tres presuntos disidentes y se decomisaron armas de fuego de corto y largo alcance así como explosivos.

Esta estructura se financiaba de manera paralela con la venta de estupefacientes en diferentes puntos de expendio, donde los compradores eran habitantes de calle entre otras persoas en condición vulnerable, con ganancias mensuales solo por microtráfico superiores a los 200 millones de pesos.

La Policía dice que otro aspecto relevante fue encontrar el apoyo de familiares y amigos de los capturados que frente a las intervenciones policiales buscaban evitar su judicialización a partir de asonadas en contra de las patrullas, generando lesiones en algunos uniformados.

Derivado del accionar delincuencial de esta organización se registraron homicidios como el de una persona que perteneció a la estructura y por diferencias con sus líderes decidió separarse de ella; sin embargo, en vía pública del oriente de la ciudad fue asesinado a cuchillo y garrotazos por más de 10 personas. "Días después de ocurrido el hecho, la familia de la víctima fue desplazada de este sector, toda vez que los mismos homicidas amenazaron de muerte a un hermano del joven que había perdido la vida", dice un comunicado.

Los capturados, algunos con antecedentes, serán presentados ante la justicia por los delitos de homicidio, concierto para delinquir, extorsión agravada, desplazamiento forzado y porte ilegal de armas de fuego.