Nacional

Caldas está entre los finalistas al Premio Nacional de Bibliotecas Públicas

Caldas está entre los finalistas al Premio Nacional de Bibliotecas Públicas
En total se entregarán más de 110 millones en estímulos para las cuatro instituciones ganadoras y pasantías en la Red de Bibliotecas de Barcelona para los bibliotecarios seleccionados

Coloprensa Manizales

De los departamentos de Antioquia, Arauca, Boyacá, Caldas, Cauca, Cesar, Chocó, Meta y Nariño, son las bibliotecas finalistas en la sexta edición del Premio Nacional de Bibliotecas Públicas ‘Daniel Samper Ortega’, y que se entregará el próximo 4 de noviembre.

Organizado por el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, las nueve seleccionadas son: La Biblioteca Pública Abel Betancourt Ruiz, de  Saravena, Arauca; la Biblioteca Pública Altavista, de Medellín; la Biblioteca Pública Casa de la Cultura, de Ipiales, Nariño; la Biblioteca Pública Municipal Abraham Ayala, de Istmina, Chocó; la Biblioteca Pública Municipal de Mapiripán, Meta; la Biblioteca Pública Municipal de Florencia, Cauca; la Biblioteca Pública Municipal Rafael Bernal Jiménez, de Paipa, Boyacá; la Biblioteca Pública Municipal de Chinchiná, Caldas; y la Corporación Biblioteca Rafael Carillo Lúquez, de Valledupar, Cesar.

En total se entregarán más de 110 millones en estímulos para las cuatro instituciones ganadoras y pasantías en la Red de Bibliotecas de Barcelona para los bibliotecarios seleccionados.

El jurado está conformado por la narradora, ensayista y docente, Beatriz Helena Robledo Botero; el poeta e investigador de la oralidad indígena, Hugo Jamioy; y por la licenciada en Ciencias de la Educación, con amplia experiencia en el campo de las bibliotecas, y en la formación de bibliotecarios en la promoción de lectura, Graciela Prieto.

“Esta versión del Premio Nacional de Bibliotecas Públicas Daniel Samper Ortega nos ha permitido reconocer el valioso y admirable trabajo que cumplen los bibliotecarios y las bibliotecas públicas en los diferentes territorios. También nos ha permitido identificar nuevos escenarios para el fortalecimiento de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, apuesta del Plan Nacional de Lectura y Escritura ‘Leer es mi Cuento’”, afirmó la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez.

Diana Patricia Restrepo Torres, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, manifestó que “esta selección de bibliotecas finalistas es una muestra del alto nivel de la gestión bibliotecaria en todas las regiones, y ratifica el rol protagónico que cumplen las bibliotecas en la construcción de un país más lector y más equitativo, y como espacios de encuentro en los que se fortalece la identidad y las diversas expresiones culturales que nos unen como colombianos”.

A la sexta versión del Premio fueron postuladas 151 bibliotecas públicas, de 26 departamentos del país, lo que convierte esta edición en la de mayor participación.

Al Premio podían ser postuladas bibliotecas públicas municipales, departamentales, distritales, rurales, indígenas o de consejos comunitarios afrocolombianos, adscritas a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

POR QUÉ SON FINALISTAS

De la Biblioteca Abel Betancourt Ruiz, de Saravena, Arauca, el jurado destacó sus programas para el rescate de los conocimientos de los pueblos indígenas, y su labor de cartografía social en una zona de frontera. Además de programas dirigidos a primera infancia y diferentes grupos poblaciones, así como el rescate de la tradición oral.

De Altavista de Medellín, sus programas ‘Otras formas de leer’, ‘Viaje a pie por Altavista’, ‘Diálogos ciudadanos’, ‘Memorias vivas’, ‘Memorias desde la Escuela’, ‘Pasitos Lectores’,mientras que de la Casa de la Cultura, de Ipiales, el lograr que allí se encuentren confluyen diversos pueblos indígenas del sur del país, además de familias campesinas con un acercamiento muy profundo a la tierra. Programas como ‘Mercado de Letras’, permiten que menores que laboran en los mercados se acerquen a la lectura y a los programas de la biblioteca.

De la Biblioteca Abraham Ayala, de Istmina, Chocó, se destaca el esfuerzo por extender sus programas de promoción de lectura a diferentes barrios del municipio, así como los procesos de recuperación de las tradiciones como la gastronomía, y programas como ‘Los libros van a la peluquería’, iniciativa que le permite a las mujeres de Istmina, leer literatura y diferentes títulos de la biblioteca, mientras acuden a sus cortes y arreglos de cabello.

El programa ‘Leer es mi rumba’, dirigido a jóvenes que se encuentran en internados, trabajos de promoción de lectura y vinculación a grupos étnicos de la región, y una línea dirigida a la promoción de la poesía y la recuperación de las producciones de autores locales, son algunos de los elementos claves por los cuales la Biblioteca de Mapiripán, Meta es finalista.

El jurado destacó de la Biblioteca Rafael Bernal Jiménez, de Paipa, Boyacá el trabajo de recuperación de la historia local, su articulación con las instituciones educativas, su variada e intensa actividad cultural y el liderazgo de su bibliotecaria que ha posicionado a la institución en el sector del Pantano de Vargas.

En Florencia, Cauca, se encuentran trabajando proyectos de memoria local, edición de libros, vinculación con experiencias y saberes agropecuarios, mientras que en Chinchiná, Caldas,  se destaca su trabajo de inclusión de población con discapacidad, población Lgbti, y su fuerte presencia en los programas y planes de desarrollo del municipio, así como su reconocimiento social.

La Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez de Valledupar promueve las diversas expresiones culturales del Cesar. Sus programas de extensión bibliotecaria a varios municipios son de alto impacto y participación, motivos por los cuales el jurado le otorga un lugar entre las 9 bibliotecas finalistas.

Además, el jurado declaró biblioteca fuera de concurso a la Biblioteca Pública Piloto de Medellín que será reconocida por su trayectoria, consolidación de sus programas e impacto a nivel regional y nacional.

El Premio Nacional de Bibliotecas Públicas ‘Daniel Samper Ortega’ entregará a la biblioteca pública ganadora la suma de 50 millones de pesos destinados al fortalecimiento institucional de la biblioteca, y de sus programas y servicios.

Además, se otorgarán reconocimientos especiales de 20 millones de pesos a las otras tres bibliotecas ganadoras. Adicionalmente, los cuatro bibliotecarios ganadores obtendrán una pasantía en la Red de Bibliotecas de Barcelona, que les permitirá compartir experiencias y nuevos conocimientos para el fortalecimiento de la gestión bibliotecaria.