Nacional

Autoridades temen que muerte de palabrero desate guerra en La Guajira

Autoridades temen que muerte de palabrero desate guerra en La Guajira

En hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades fue asesinado el palabrero wayuu José Manuel Pana Epiayu, quien formaba parte de la Junta Mayor de Palabreros y era un destacado líder entre la comunidades indígenas en la resolución pacífica de conflictos a través del diálogo y la palabra.

Pana, pertenecía a la comunidad indígena wayuu de Karaquita, en zona rural de Maicao, y se transportaba a bordo de un vehículo, cuando fue obligado a descender del mismo y ultimado con arma de fuego.

De acuerdo a lo señalado por el comando de Policía de La Guajira, el hecho se registró a eso de las 5:30 de la tarde, del viernes a la altura del kilómetro 61 vía Riohacha - Maicao. El caso que ha ocasionado gran repudio entre la comunidad guajira.

El comandante de Policía Guajira, Coronel Henry Sandoval, hizo un llamado a la comunidad en general para que las diferencias y problemas que se presenten entre personas sean solucionadas a través del diálogo como herramienta para conciliar los conflictos de forma pacífica.

Rechazan atentado

A través de un comunicado la organización Indígena de Derechos Humanos Nación Wayuu, rechazó y condenó el asesinato del palabrero José Manuel Pana Epiayu, "a manos de criminales que atentaron contra un ser humano que simbolizaba la Paz desde el valor de la palabra en los territorios indígenas wayu".

Así mismo, destacaron que como palabrero fue el promotor de muchas conciliaciones y arreglos armoniosos desde el valor y respeto hacia la palabra como herramienta valiosa en la cosmovisión wayuu.

Además, estuvo sentado desde el territorio ancestral de Katsaliamana diciéndole a Cerrejón que los territorios indígenas eran sagrados y no eran objeto de negociaciones.

Nación wayuu recordó el encuentro Internacional con delegados de los Derechos Humanos de la Unión Europea, realizado en Riohacha; cuando Pana, elevó su voz de protesta ante la comunidad internacional para denunciar al mundo que los wayuu estaban siendo exterminados por la corrupción sistemática del Estado ante la indiferencia de sus líderes políticos.

Denunciando además que "esos mismos que José Manuel Pana Epiayú, defendió ante el exterminio sistemático del Estado lo asesinaron, porque tal vez no permitió que se mataran entre ellos.