Nacional

Así se vivió el primer día de reapertura total de la vía al Llano

Así se vivió el primer día de reapertura total de la vía al Llano

A las 5:41 de la mañana de este viernes, cuando se abrió la vía al Llano las 24 horas del día, después de cerca de seis meses de cierres, una larga fila de vehículos que se había acumulado entre el parque Los Fundadores y túnel de Buenavista, en Villavicencio, empezó a rodar lentamente con destino a Bogotá.

Dieciséis kilómetros más adelante, en el peaje de Pipiral, la larga fila de vehículos se empezó a distribuir por entre las tres casetas de recaudo habilitadas para el paso de vehículos en sentido Villavicencio-Bogotá, que rápidamente los atendían para que siguieran su marcha.

Algunos reclamaban al Gobierno y a la concesionaria por la demora en la reapertura de la vía las 24 horas de día, mientras que otros se mostraban felices porque ya no tendrían que planear sus desplazamientos únicamente en horas del día.

Desde mediados de junio, cuando se cerró la vía totalmente por el desmoronamiento de la montaña sobre el kilómetro 58, y luego, cuando se habilitó el paso de vehículos durante el día, el departamento del Meta ha sufrido pérdidas por 2,5 billones de pesos, según las cifras entregadas por los gremios.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Villavicencio, Jorge Arango, señala que tan solo los comerciantes perdieron 120.000 millones de pesos en los cerca de seis meses de cierres. Los sectores económicos sostén de la economía regional, como el petrolero y el agropecuario, también acumularon perdidas.

Los transportadores y el turismo no fueron ajenos a la contingencia, con la circunstancia agravante que para las siguientes semanas no se habían hecho las reservas de otras temporadas para el fin de año en los hoteles, por la incertidumbre que generaba el cierre de la vía.

Alexander Daza, conductor de una ambulancia, que este viernes madrugó con destino a Bogotá, cuestionó que abrieran la vía con unos horarios que no eran muy amplios, con la movilización de vehículos tan grande y sin que existiera relación u horarios especiales para los vehículos de emergencia.

Pero Alexander se mostró contento de que los pacientes ya no van a tener que esperar un horario para poder ser trasladados a citas u atenciones de urgencia en Bogotá.

El conductor de un tractocamión, Alirio Salazar, que va a Bogotá a traer un viaje de cemento para el Llano, se mostró alegre de poder transitar la vía a cualquier hora, porque antes tenía venir a dormir en la vía y esperar que abrieran la carretera para continuar la ruta.

Vía al Llano

A las 5:41 a. m. de este 6 de diciembre, se abrió la vía al Llano las 24 horas del día, después de cerca de seis meses de cierres.

Lucy Morales Gutiérrez, vendedora de refrescos y tintos en la vía, sostiene que mientras la carretera está cerrada los perjudica porque no tienen trabajo y no tienen a quién vender. Su compañera de ventas agregó que, cuando hay vía, venden unos 50.000 pesos diarios y cuando está cerrada parcialmente por unas horas alrededor de 20.000 pesos.

Una de las personas que atiende la caseta de peajes en Pipiral afirmó que ya el trabajo se va a distribuir todo el día porque, con la apertura diaria, el mayor flujo de vehículos lo atendían entre las 6:00 y las 9:00 de la mañana y, luego, pasadas las 2:00 de la tarde.

Este fin de semana con la apertura las 24 horas del día se espera que llegue mucha gente de Bogotá, además porque en Villavicencio se celebra el Festival Llanero, organizado por la administración municipal, que incluye actividades de gastronomía, coleo, chalanería y conciertos de artistas como Silvestre Dangond, Jessi Uribe y Walter Silva.

La dirigencia regional le pide al Gobierno que la prolongada contingencia que se vivió por los cierres de la vía al Llano no se vuelva a repetir, y se espera que la apertura de la carretera y el Festival Llanero se conviertan en el abrebocas que permita que, este fin de año, con las festividades de la Navidad, sea la redención de la economía llanera.

Obras pendientes

El presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Manuel Felipe Gutiérrez, aseguró que la apertura de la vía se hizo porque ya existen las condiciones de seguridad para los usuarios, en la medida que ya se ha logrado estabilizar la montaña en el kilómetro 58 con el manejo de aguas, así como otras labores, y se instalaron unas luminarias para el paso de vehículos en la noche.

Además, dijo, se ha avanzado en los trabajos de instalación del cable estacado, cuyos resultados del avance se va a empezar a observar con mayor dimensión en la siguiente semana.

La instalación de 216 metros de cable estacado para proteger la vía y los usuarios de los deslizamientos de la montaña comenzaron el 15 de octubre y deben concluir cinco meses después, es decir el 15 de marzo próximo. Allí, posteriormente, se construirá un viaducto para evadir el riesgo de futuros deslizamientos de la montaña.

También están pendientes por definir los diseños del nuevo puente de Chirajara, cuya construcción sigue a cargo de la concesionaria Coviandes, obras tardaría en ejecutarse dos años.

Así mismo, está por definir los diseños de las obras del túnel 13, ubicado sobre el kilómetro 58, que sufrió daños estructurales en el sector de salida hacia Villavicencio.

La construcción del puente de Chirajara, las obras en el túnel 13 y la construcción del puente colapsado que une los túneles 13 y 14 permitirán la entrada en funcionamiento de seis kilómetros de doble calzada entre Guayabetal y Chirajara.

Igualmente, está pendiente por entregar, en las siguientes semanas, once de los 24 kilómetros lineales de doble calzada que construye la Concesionaria Vial Andina, entre Chirajara y Villavicencio.

NELSON ARDILA ARIAS

VILLAVICENCIO