Nacional

Así fue como sobrevivió una bebé llamada Luana

Así fue como sobrevivió una bebé llamada Luana

El pasado 22 de junio nació Luana Beltrán Olivos. Pero solo hasta el 30 de julio pudo estar en los brazos de su madre. La recién nacida fue diagnosticada con soplos en el corazón, que reflejaban una anomalía cardíaca, por lo cual debió ser trasladada de Cartagena a Barranquilla para su tratamiento, bajo todas las medidas de bioseguridad.

La neonata presentaba una transposición de grandes arterias en el corazón. Normalmente, la arteria aorta, que bombea sangre oxigenada hacia el cuerpo, lo hace desde la cavidad izquierda y la pulmonar está conectada a la cavidad derecha para transportar sangre hacia los pulmones.

(Lea también: La millonaria fuente que se llenó de aguas verdes en Barranquilla)

En este caso tienen la posición invertida, es decir, la aorta se conecta al ventrículo derecho y la pulmonar al izquierdo, lo cual, afectaba la respiración de la recién nacida.  

El diagnóstico se conoció un día después de su nacimiento y desde ese momento la vida de Luana estaba en riesgo. Permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Rafael Calvo, de Cartagena, donde nació, y a los siete días fue remitida a UCI de la Clínica General del Norte en Barranquilla.

“Ella llegó con trasposición de arterias, una cardiopatía congénita que no es tan frecuente.
Estuvo en cuidados intensivos, donde estos casos hay que atenderlos enseguida porque puede quedar sin oxígeno”, indicó Olga Maza, cardióloga pediatra de la Clínica General del Norte.

(Lea también: Remedio para la descontaminación de ciénagas y arroyos en el Caribe)


Mientras Luana era atendida por el personal de cardiología y preparaban todo para su intervención quirúrgica, Zurisaday Olivos, su madre, pasaba días de incertidumbre en la sala de espera del centro hospitalario.

“Yo no podía ver a la niña por la pandemia, yo solo le llevaba sus pañales”, indicó la madre, de 19 años, quien pasó largas noches en el hospital pendiente del estado médico de su hija.

En la Unidad de Cuidados Intensivos, la bebé fue sometida a cateterismo cardíaco para el tratamiento de su condición cardiovascular. Con los días, la situación agravó y fue intubada. La madre de Luana siempre se aferró a Dios por la salud de su segundo retoño.

Ella llegó con trasposición de arterias, una cardiopatía congénita que no es tan frecuente

Una angustia prolongada

“Me dijeron que la niña tenía muchas posibilidades de morir, que la operación era de alta mortalidad por el peso de la bebé y el poco de tiempo de nacida, que tuviera fe para que todo saliera bien. Yo le pedía todos los días a Dios, lloraba, uno sabía que no estaba bien y en cualquier momento me podían llamar a decirme lo peor, es algo que no se lo deseo a nadie”, expresa Olivo 

El 9 de julio se llevó a cabo la operación de Luana. Durante siete horas se realizó el procedimiento quirúrgico en que se ubicaron las arterias en su posición correcta.

El cirujano cardiovascular del caso por la Clínica General del Norte, Martín Oviedo Cañón, explicó que lo más complicado de la operación era el tamaño de las arterias, puesto que la bebé llevaba apenas 17 días de nacida y con un peso de tres kilogramos.

Para Olivo, el tiempo de espera por saber el resultado de la cirugía de su hija fue eterno. Eso sí, nunca perdió la esperanza. “Cuando los médicos me dijeron que todo salió bien, mi primera reacción fue llorar, agradecerle a Dios y a los médicos”, recuerda.

Después, Luana tuvo una rigurosa atención por parte del personal médico, el cual aseguró su recuperación en UCI bajo todas las medidas de bioseguridad, teniendo en cuenta los riesgos expuestos al covid-19.

“En época de pandemia ha sido mucho más complejo porque las UCI son indispensables para la recuperación y hay personas que tienen covid, entonces el riesgo es mayor y toca ser muy cuidadosos en el aislamiento de los pacientes”, explicó el cirujano Oviedo.

Tras un mes y dos semanas de estar hospitalizada, Luana fue dada de alta el 30 de julio. Su recuperación fue exitosa y regresó a Cartagena, junto a los brazos de su familia. Hoy, ya con tres meses cumplidos, en los próximos días asistirá a su primer control en pediatría cardíaca para consultar el estado de su corazón.

Lea también

Duque condenó asesinato de mujer en Cauca y pidió castigo ejemplar

Padres denunciaron en 2018 que la carne del PAE de Santander era rara

Menor de edad abusó de sus hermanas de ocho y diez años

MAIRA ARENAS
Especial para