Nacional

Así es la 'nueva normalidad' en las clases de colegios de Barranquilla

Así es la 'nueva normalidad' en las clases de colegios de Barranquilla

Atrás quedaron los saludos afectivos de los combos de amigos y compañeros que entraban amontonados a las aulas de clase en los colegios de Barranquilla. Al menos este es el ambiente que se percibe en dos colegios de la ciudad, donde ya implementan el plan de alternancia.

(Lea también: El impactante hallazgo de una babilla y su cría muertas en vía pública)

Desde la semana pasada, la Alcaldía Distrital, a través de la Secretaría de Educación, dio a conocer el plan territorial de alternancia, un documento que permite un regreso seguro, gradual y progresivo, construido en articulación con las secretarías de Salud y Desarrollo Económico.

Según explicó la secretaria de Educación, Bibiana Rincón, la idea es que cada institución construya su plan de acuerdo con el estado de sus planteles y la caracterización de su comunidad educativa.

Dicho plan incluye la creación de un comité de seguimiento por institución, identificación de espacios y adecuación de los planteles, elaboración de planes de estudio presencial y a distancia, acompañamiento socioemocional, dotación de elementos de bioseguridad y diseño de ruta de atención a casos sospechosos, entre otros.

Va a ser bastante complejo el verse y no poder estrecharse las manos. Sin embargo, eso hace parte de la dinámica de vida que nos ha planteado no solamente el covid

Estas acciones van dirigidas a los niveles de educación inicial, preescolar, básica, media y ciclos de educación de adultos de las instituciones educativas oficiales, no oficiales y Establecimientos para el Trabajo y el Desarrollo Humano (Etdh).

Pese a que es un camino para el regreso a clases en 2021, hay dos escuelas privadas que abrieron las puertas a sus matriculados, así como 18 Etdh autorizadas, para lo que queda de 2020. Mientras que otros 20 colegios privados y jardines infantiles se encuentran en proceso de revisión e inspección.

Detalles del protocolo

Entre los planteles autorizados se encuentra el Instituto La Salle, donde en cada aula de clase se posicionaron de 12 a 14 pupitres, por lo general, distribuidos así: tres filas y cuatro hileras. Cada puesto, para cada estudiante, está demarcado a su alrededor y distanciado el uno del otro de, al menos, dos metros.

Además, el docente que dicta la clase delante de todo el grupo también tiene su espacio delimitado. Y las ventanas están completamente abiertas para una mayor ventilación del aire natural.

“En el Instituto La Salle uno de los valores es la fraternidad y va a ser bastante complejo el verse y no poder estrecharse las manos. Sin embargo, eso hace parte de la dinámica de vida que nos ha planteado no solamente el covid, sino el autocuidado. Hemos pasado al saludo desde lejos”, dijo la rectora de esta institución, Giselle Ramos Cano.

Clases Barranquilla

Los estudiantes del Instituto La Salle cuentan con zonas específicas para el lavado de manos.

(Le puede interesar: Barranquilla mostró sus fortalezas como candidata a los Panamericanos)

En esta institución educativa hay 1.041 estudiantes matriculados desde preescolar hasta 11°. Pero el proceso del regreso a clases ha sido con estudiantes de la media, es decir; de 10° y 11°, quienes son los de mayor edad.

Según explicó Ramos, los estudiantes pueden ir una vez a la semana, el curso se divide en dos grupos (A y B) integrados en un promedio de 12 alumnos cada uno, si son 24; o tres grupos (A, B y C) si superan los 30.

Asimismo, el Instituto La Salle se dotó con lavamanos portátiles, puntos de gel antibacterial, horas específicas para toma de temperaturas, señalización para aforos en bibliotecas y salones de clase, así como la anulación de espacios en los baños.

La rectora agregó que aún hay padres de familias que no desean enviar a los estudiantes a las aulas. Por ello, han adquirido cámaras con conexión a la plataforma que usan para las clases virtuales y así se transmite para quienes estén en casa.

Observaciones de Adeba

La Asociación de Educadores del Distrito de Barranquilla (Adeba), a través de su presidente José Ignacio Jiménez, hizo unas observaciones al plan de alternancia, detallando que dicho plan solo está en el papel.

No hemos visto en estos siete meses de cierre la primera adecuación que se haya hecho a las escuelas públicas, no hemos visto que a ninguna escuela se le haya adaptado un lavamanos para los niños. Son interrogantes que tenemos para la administración”, dijo Jiménez.

(Le recomendamos: Así llevarán el Festival del Chicharrón a los hogares de Barranquilla)

El presidente de Adeba cuestionó que los espacios de las escuelas permitirá la presencia de al menos 15 estudiantes por aula, si se quiere mantener el metro y medio de distancia. Pero se preguntó qué pasará con el resto de alumnos que quedarán en las casas si el maestro cumple con su horario de trabajo en la escuela.

De acuerdo con cifras de Adeba, 42 maestros han fallecido en Barranquilla y Atlántico por covid-19.

Deivis López Ortega
Corresponsal de @DeJhoLopez
Escríbeme a [email protected]