Nacional

Almanaque Bristol: oráculo de la cultura popular, mira lo virtual

Almanaque Bristol: oráculo de la cultura popular, mira lo virtual

Tan solo a un día de despedir el año 2020, muchas personas se sorprendieron al ver la imagen de la legendaria portada del Almanaque Pintoresco Bristol en publicaciones de diferentes redes sociales.

Aquella tradicional publicación, vestida de un color naranja rudimentario, que por más de un siglo logró edificarse como una especie de ‘google’ u oráculo de la cultura popular colombiana, empezó a dar el salto a la virtualidad, en busca de nuevos públicos.

Julián Romero, de Primko SAS, representantes exclusivos para el país, del almanaque, argumenta que esta publicación empezó a dar el salto a lo virtual, con el fin de tener una relación mucho más cercana con la gente.

Queremos incursionar en las otras redes en el mercado y tener más cercanía con nuestros lectores. La apuesta es para que más gente se familiarice con el contenido, debido a que estamos ubicando temas diferentes todos los días, direccionando el santo que corresponde los días especiales del año, frases del día…”, precisa Romero.

(También lea: Uno de cada ocho pasajeros que llegan a aeropuerto de Cali tiene covid)

Este proceso para el almanaque implica superar grandes retos, como los contenidos y mantener la estética minimalista de la publicación física y trasladarla a la virtual, donde cuenta con mayores herramientas de diseño y creación.

“Vamos a desarrollar más contenido; publicar historias, hacer concursos y desarrollar actividades para llegar a un target más joven”, agrega Romero, quien habla con entusiasmo sobre esta nueva etapa del almanaque, pero tampoco se engaña y sabe que no será fácil cautivar a un público joven con una publicación con una estética de 1832.

El ‘google’ de la cultura popular

Aunque el almanaque fue concebido hace 189 años por el farmaceuta Cyrenius Chapin Bristol para impulsar sus productos elaborados bajo el báculo de la medicina natural, en especial, la enfocada a resolver problemas de la sangre, terminó por volverse un éxito.

La publicación sufre una transformación clave, cuando su creador decide venderle los derechos a la compañía Lanman & Kemp para promocionar sus productos como el Agua de florida o el Tricófero de Barry. Y de manera adicional, le metió información santoral, el horóscopo, así como las fases de la luna, predicciones sobre el tiempo, etc.

Almanaque Bristol

En Colombia es donde más se consume este almanaque

Foto:

“En ese entonces, el almanaque era una especie de vademécum, un recetario, que estaban remedios, fórmulas para tomar medicamentos, recetas para curar enfermedades, infinidades de cosas del almanaque, en su mayoría cosas relacionadas con la salud”, anota Romero.

(Le puede interesar:  'Las EPS no entienden la importancia de la vida': Jorge Iván Ospina)

El fervor de muchas personas por el contenido del almanaque es tal, varias generaciones tienen nombres que fueron puestos a partir de los días de los santos que presenta.

“Parte del éxito del almanaque es el manejo del santoral, que comprende una guía de todos los santos de la iglesia para cada día, de modo que antes de ponerle nombre a los bebés, se consultaba el almanaque, y según el día, le ponían el nombre de dicho día”, destaca Romero.

Almanaque con carisma

Aunque muchas personas piensan que el Almanaque Bristol es colombiano, la publicación nació en Nueva York cuenta con una fuerte presencia en América Latina, así como Asia y Centroamérica, tal como lo asegura Romero.

Es una tradición familiar; un legado que las familias le van dejando a todas su generaciones y van traspasando de generación en generación y eso ha permitido que continue vigente por mucho tiempo”, agrega el director.

En Colombia se publican cerca de 500 mil ejemplares al año del almanaque. 

CALI