Nacional

Alerta por larga duración del pico de la pandemia en el Eje Cafetero

Alerta por larga duración del pico de la pandemia en el Eje Cafetero

En su más reciente visita a Manizales, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, hizo algunas declaraciones que reafirmaron que Caldas y Quindío son los departamentos donde se ha postergado más la llegada del pico de la pandemia, sin embargo, lleva varias semanas con altas cifras diarias.

(Le puede interesar: Quindío contempla toque de queda para Halloween)

“Lo que hemos analizado a partir de los datos que tenemos desde el Ministerio y desde el Instituto Nacional de Salud es que seguramente este departamento, al igual que el Quindío, va a tener una afectación más larga. Probablemente de intensidad media, pero sostenida a lo largo del tiempo”, precisó Ruiz.

Y es que en estos departamentos se habla de la aceleración de la pandemia desde hace más de cuatro semanas y se considera que el aumento sostenido de contagios podría durar, inclusive, hasta diciembre.

“En este momento ya estamos llegando al pico, lo que pasa es que el nuestro -con el aplazamiento- no es que nos llegue un día y empiece a descender, sino que se comportará como una especie de meseta que va a durar varias semanas”, precisó el director territorial de Salud de Caldas, Carlos Iván Heredia.

(Lea también: Capturan a pastor que sería el determinador de cinco asesinatos)

De acuerdo con el funcionario departamental, la letalidad del virus en el departamento aún está por debajo del promedio nacional, pero tiende a aumentar conforme al crecimiento de los contagios.

“Nuestra tasa de mortalidad está en 7.27 por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, con este comportamiento se va incrementando diariamente. Hace una semana teníamos una positividad (porcentaje de casos positivos entre 100 muestras tomadas) del 18%, hoy del 20%, y el país va en 23%”, añadió Heredia.

En esta zona del país, el comportamiento ciudadano ha sido clave para lograr que aunque los números crezcan, no sea excesivo como en otras zonas, así lo explicó el epidemiólogo Sebastián Hernández.

“Justo les toca el pico dos meses después del proceso de la nueva normalidad y la reactivación económica, esto cambia mucho la realidad epidemiológica. Además, la población ha sido relativamente juiciosa en el uso del tapabocas, si se juntan ambas circunstancias se da el dicho coloquial ‘el que reza y peca; empata’, por lo que no se han visto las cifras de contagio como en otras regiones”, dijo.

De acuerdo con el especialista, está en manos de la comunidad que se pueda llegar al momento del descenso de las cifras sin haber colapsado los sistemas de salud.

“Los que estamos en este proceso directamente coincidimos en que faltan varios meses para lograr que más del 60% de la población esté vacunada. Eso tardará y nos invita a no bajar la guardia, porque tendremos que convivir con el virus mucho tiempo, no se va a ir en navidad”, añadió Hernández.

Por su parte, el gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, decretó la alerta naranja hospitalaria en el departamento debido al aumento en los casos de contagio, la ocupación de centros médicos y el incremento en el número de fallecidos durante los últimos días.

“Tenemos unas cifras en estos momentos que nos ponen en una situación alarmante, así que le estoy pidiendo a la ciudadanía que no le descarguemos esta responsabilidad al personal de la salud, al personal médico, a los alcaldes, a los gobernantes”, dijo el mandatario.

Al mismo tiempo, la secretaria de Salud del Quindío, Yenny Trujillo Alzate, explicó que el departamento pasa de alerta amarilla a naranja en el área hospitalaria, debido la alta ocupación de camas que se ha registrado en la última semana, cuando se han registrado unos mil casos de contagio.

“Se inicia la preparación de las instituciones prestadoras de servicios de salud, tanto públicas como privadas, para que el sector en general priorice la atención a todos los temas relacionados con covid-19 y que a algunos de los servicios habituales se les brinde un compás de espera”, añadió Trujillo.

Armenios inconformes

En medio de los recientes anuncios de las autoridades departamentales, en Armenia no cayó bien la ampliación del pico y placa para toda la ciudad en pleno ascenso del pico.

Hace una semana, el alcalde de la ciudad, José Manuel Ríos, expidió un decreto con la nueva medida para vehículos particulares en todo el perímetro urbano desde las 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche. Antes, el pico y placa solo se aplicaba en el centro de la ciudad, pero ahora es en toda la ciudad.

Aunque el mandatario explicó que la restricción estaba proyectada desde hace meses y que inicialmente solo sería por 6 meses -mientras se adelantan al menos 12 obras viales en la ciudad- los armenios se han mostrado inquietos con la decisión, pues tendrán que usar el transporte público en pleno aumento de los casos de covid-19.

Diariamente, se están registrando entre 150 y 300 casos diarios, solo en Armenia.
“Nos están imponiendo una medida argumentada en movilidad. Casi que nos están diciendo que la gente se muera por coronavirus”, indicó Mónica Pardo Zuluaga, habitante de la ciudad inconforme con la medida.

Más noticias de Colombia

REDACCIÓN EJE CAFETERO