Nacional

Alcaldes del mundo vivenciaron la transformación de la comuna 13

Alcaldes del mundo vivenciaron la transformación de la comuna 13

“Sé que muchos de nosotros estaremos sorprendidos por el nivel de desarrollo que ha alcanzado Medellín en los últimos 20 años. No pudimos haber elegido una mejor ciudad para este encuentro”. Con esas palabras, Khoo Teng Chye, director Ejecutivo del Centro para Ciudades Habitables de Singapur, dio la bienvenida al Foro de Alcaldes de la Cumbre Mundial de Ciudades, que comenzó el pasado miércoles y que terminará hoy.

Un día después, sus palabras se convirtieron en actos. Él y los más de 300 asistentes, entre alcaldes y delegados, tuvieron la oportunidad de recorrer la comuna 13 de la capital antioqueña, un lugar, que por lo general, ocupa los titulares de los medios por noticias de violencia, terror y olvido.

De eso no vieron nada. Lo que sí apreciaron fue el color de los graffitis, el ritmo frenético de la música y las anécdotas contadas de boca de quienes viven en la zona de las escaleras eléctricas, símbolo de la transformación de la ciudad.

Los alcaldes y sus delegados caminaron maravillados por una zona estigmatizada, sin miedo, probaron las famosas paletas de mango biche y saludaron a quienes salieron a su encuentro.

Alcaldes del mundo vivieron la transformación de la comuna 13

Mr Turki Alhaqbani, el Sultan de Riyadh, disfrutó del Graffitour y de las escaleras eléctricas.

“Las ciudades se conocen en la calle y la comuna 13 tiene muchas historias para contar, por ejemplo, cómo pasó de ser una de las zonas más violentas del mundo y ahora se transformó a través del arte y la cultura. Quisimos mostrar la realidad de esta ciudad, que está en constante transformación y que se encuentra superando sus peores dificultades después de décadas de mucha violencia”, contó el alcalde anfitrión, Federico Gutiérrez.

A varios metros de él, lejos de un numeroso grupo de delegados y vigilantes, el gobernador de Yakarta, capital de Indonesia, Anies Baswedan parecía un turista más. Aunque reside en la cuarta ciudad más poblada del planeta quedó sorprendido por lo mucho que los habitantes tienen que subir para llegar a sus hogares en lo alto del morro.

“Los que viven aquí deben tener mucha fuerza en las piernas”, bromeó mientras subía la pendiente para llegar al inicio de las escaleras eléctricas.

Las ciudades se conocen en la calle y la comuna 13 tiene muchas historias para contar

El idioma no fue problema, ni para él ni para la comitiva asiática y africana (el 60 por ciento del total), pues además de intérpretes, contaban con dispositivos auriculares para traducción.

“Habíamos escuchado hablar de Medellín y su transformación y por eso tenía que venir a verlo con mis propios ojos”, dijo Baswedan.

Y aunque disfrutó su recorrido, indicó que lo que más quiere conocer es el Sistema Metro y la integración del transporte público. Algo que podrá vivenciar hoy en el recorrido por el Metro, el tranvía y el metrocable, con el que terminará el evento.

Por su parte, el alcalde de Seúl (Corea del Sur), Park Won-soon fue uno de los que más disfrutó la visita y fue el primero en subir, acompañado de una numerosa comitiva.
Poco le importó el traje y la corbata. El mandatario asiático probó los productos locales y hasta se atrevió a bailar al ritmo de los jóvenes de Black and White C13, quienes le pusieron el ritmo urbano a sus visitantes.

Otro que disfrutó el recorrido fue Luciano Buligon, alcalde de la ciudad brasilera de Chapecó, quien dijo sentirse en casa y se consideró un paisa más.

El 28 de noviembre de 2016, en lo alto de una montaña antioqueña, quedó enmarcada la mayor tragedia de esta ciudad tras el accidente aéreo Lamia 2933. Casi tres años después, una vez más arriba de una montaña antioqueña, Buligon esta vez recibió un regalo que le hizo recordar la solidaridad antioqueña.

Alcaldes del mundo vivieron la transformación de la comuna 13

Durante la Cumbre Mundial de Ciudades, alcaldes de unas 73 ciudades del mundo visitaron esta zona y conocieron su otra cara, la de la cultura.

Sobre las 11:30 de la mañana las trompetas y los tambores verdes y blancos comenzaron a retumbar y en medio de aplausos, el eco se escuchó en lo alto del mirador de las escaleras eléctricas de la 13: Eeeeeh ¡Vamos Chapé! ¡Vamos Chapé! ¡Vamos Chapeeeeeé! Eeeeeh ¡Vamos Chapé! ¡Vamos Chapé! ¡Vamos Chapeeeeeeé!

Visiblemente emocionado, el mandatario se unió como un barrista más, aplaudiendo y levantando las manos contagiado por el frenesí de la banda.

“Hay una inspiración para el mundo acá. Estamos muy impresionados con las escaleras eléctricas que en Brasil solo están en los centros comerciales y lugares de poder económico; acá son para la dignidad e inclusión social de las personas”, expresó Buligon.

Las escaleras eléctricas en Brasil solo están en los centros comerciales y lugares de poder económico; acá son para la dignidad e inclusión social de las personas

Sin embargo, no todos compartieron la opinión del alcalde brasilero, ni tampoco la de Federico Gutiérrez cuando indicó que quería mostrar la realidad de Medellín.

Arriba, más allá del mirador y donde terminaría el recorrido, un grupo de más de 20 comerciantes protestó, con pancartas en mano, el desalojo del que dijeron haber sido víctimas.

“Todos los negocios nos los desarmaron y los arrumaron lejos de aquí como si alcalde quisiera escondernos y le diera pena mostrarnos.
Entonces, cuando nos ven con las pancartas a punto de dañarles el show ahí sí llega el secretario de Seguridad a decirnos que lo que pasa es que no tenemos permiso, pero que ya podemos sacar nuestras cosas. Así no es”, dijo con frustración John, uno de los afectados.

Esta realidad no la pudo ver la comitiva extranjera, quien no alcanzó a llegar hasta donde ellos estaban.

DAVID ALEJANDRO MERCADO PÉREZ
Redactor de
@AlejoMercado10