Nacional

$ 4.000 millones de pérdidas en Cali, Policía cuida final de Superliga

$ 4.000 millones de pérdidas en Cali, Policía cuida final de Superliga

La final de Superliga está prevista para ser jugada esta noche del viernes en el estadio Pascual Guerrero, del barrio San Fernando, sin espectadores. Pero el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, convocó consejo de seguridad extraordinario en ese escenario, ante los desmanes de las noches de miércoles y jueves.

Las pérdidas suman unos 4.000 millones de pesos. Las protestas han girado alrededor del Parque Panamericano, donde fueron vandalizados el Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía, cinco bancos, dos negocios de cadena y dos restaurantes.

La Comisión de Fútbol de Cali pide a los aficionados que compartan el juego en casa. El tropiezo está en que no todos los apasionados del fútbol disponen el canal premiun de Win. La Alcaldía solicitó que el partido se pueda ver en señal abierta.

"He convocado un Consejo Extraordinario de Seguridad que adelantaremos en el Estadio Pascual Guerrero a las 10 am , comprendemos y aceptamos la movilización social y la protesta pero el vandalismo la deslegitima y es importante el partido América - Junior , pero sin excesos", escribió el Alcalde.

El comandante de Policía Metropolitana, general Manuel Vásquez, dijo que se respetan las movilizaciones pero no se puede permitir el vandalismo. Anunció que mil hombres y mujeres de la institución se encargarán de proteger la final de la Superliga.

Las autoridades han invitado a que los aficionados vean la final en sus casas. Al estadio solo se permitirá el acceso de 180 personas, lo que también limita el acceso a los medios de comunicación.

El comandante de la Policía Metropolitana, general Manuel Vásquez, dijo que se presentaron desmanes en 20 establecimientos, incluidos locales comerciales en los que se ingresaron a hurtar elementos tecnológicos y de licor.

Durante la noche se aremetió contra seis CAI, ocasionando daño en uno de ello y dejando tres uniformados de Policía lesionados.

El secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas, lamentó los disturbios que dejaron afectaciones en cinco bancos, uno de ellos, el BBVA, con estragos por incendio; daños en inmobiliario de dos restaurantes del Parque del Perro, así como la destrucción del CAI de Policía.

El funcionario dijo que al estadio Pascual Guerrero solo se permitirá el acceso de los protagonistas que conforman los dos equipos, la logística y la seguridad. Todos los presentes deberán tener tareas específicas y en función de garantizar el desarrollo del juego.

Dos estaciones del sistema masivo MIO, Estado y Manzana del Saber, resultaron con daño generalizado.


En el desarrollo del partido se deben atender medidas de bioseguridad y los controles de temperatura.

"En la Comisión de Fútbol de Cali hemos proyectado un esquema que busca garantizar el buen ejercicio de la actividad deportiva y sobre todo, invitamos a los aficionados al fútbol que vean el partido en casa, en familia, de modo que puedan hacer de sus salas una tribuna, con el mínimo número de personas", dijo Rojas.

El funcionario dijo que se revisan las medidas y los dispositivos porque en las dos semanas siguientes hay otros encuentros de fútbol, incluido un partidode Copa Libertadores.

Las autoridades mantienen un proceso con las barras de los equipos vallecaucanos para que acompañen el propósito de evitar desórdenes o excesos.

Las autoridades sostuvieron una reunión con la comunidad y los comerciantes del Kilómetro 18, en la carretera a Buenaventura, a los que se les socializó que se implementrán controles en coordinación con las autoridads de Dagua.

El pasado domingo se presentó un desborde de rumberos que bloqueó esa carretera y la convirtió en escenario de baile, cantos y consumo de licor.

Rojas dijo que se implementará un trabajo integral en compañía de las Secretarías de Salud y Movidlidadpara fortalecer la seguridad y la cultura de la prevención.