Mundo

Tras tiroteo, EE. UU. suspende entrenamiento a militares saudíes

Tras tiroteo, EE. UU. suspende entrenamiento a militares saudíes

El Pentágono decidió este martes suspender temporalmente el entrenamiento de todos los militares sauditas en suelo estadounidense tras un tiroteo el viernes en Pensacola, Florida (sureste), en el que tres jóvenes soldados estadounidenses fueron asesinados por un militar saudí que recibía formación allí.

(Le puede interesar: Tiroteo en base naval de Pearl Harbor deja dos muertos y un herido)

La suspensión se aplica para el entrenamiento operativo de todos los miembros de las fuerzas saudíes que actualmente reciben entrenamiento en Estados Unidos, incluidos los pilotos, que no podrán volar.

Los sauditas afectados por esta medida, sin embargo, continuarán asistiendo a clases teóricas. Funcionarios del Pentágono dijeron que una investigación de seguridad en curso se está realizando con la cooperación del gobierno de Arabia Saudita.

La instrucción de los soldados sauditas se reanudará tras una revisión de los procedimientos de seguridad y la verificación de los antecedentes de todo el personal militar extranjero que entrena en Estados Unidos, indicó a periodistas un alto funcionario del Departamento de Defensa norteamericano que habló bajo anonimato. Esa revisión de los procedimientos, solicitada por el subsecretario de Defensa, David Norquist, tardará entre cinco y 10 días, precisó otro funcionario del Pentágono.

Robert O'brien

Asesor de Seguridad de EE. UU., Robert O'Brien y el presidente de EE. UU. Donald Trump

Robert O'Brien, consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dijo que la investigación del FBI seguía en curso pero que, en su opinión, se trataba de "un ataque terrorista".

Mohamed al-Shamrani, un oficial de la Real Fuerza Aérea Saudí de 21 años, mató el viernes a tres personas e hirió a ocho en la base de Pensacola antes de ser abatido por la policía. El hombre, que estaba armado con una pistola Glock 9 mm, publicó en Twitter antes de su ataque mensajes hostiles hacia Estados Unidos, informó el grupo de vigilancia de los movimientos yihadistas SITE.

El FBI dijo el martes que Al-Shamrani adquirió el arma en julio a través de una tienda autorizada del estado de Florida, aprovechando un agujero legal en las leyes federales que permiten a ciudadanos extranjeros -que en general están impedidos de comprar armas- obtener una licencia de caza.

La Marina estadounidense había anunciado poco antes la suspensión de los 303 militares sauditas que se están formando en las bases navales de Pensacola, Whiting Field y Mayport, en Florida. El Pentágono no pudo aclarar cuántos cadetes sauditas se entrenan en estos momentos en suelo estadounidense, pero indicó que el país alberga actualmente a unos 5.000 soldados extranjeros que reciben formación militar.

Agencia AFP Washington