Mundo

Tijeretazos a la educación en Brasil provocan masivas protestas

Tijeretazos a la educación en Brasil provocan masivas protestas

Profesores y estudiantes brasileños convocaron este miércoles a una jornada de huelgas y protestas contra los bloqueos de recursos a la educación anunciados por el presidente, Jair Bolsonaro.

"Estudiantes de secundaria, universitarios, posgraduados, profesores y trabajadores de la educación van a ocupar calles y aulas en todos los estados de la federación, contra los recortes de 30 por ciento en las instituciones federales", declaró la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), una de las principales asociaciones de alumnos universitarios.

El movimiento, orientado a establecimientos federales, contó con el apoyo de instituciones privadas, como la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro (PUC-Rio), que la semana pasada aprobó en una asamblea "la paralización de actividades" y su participación en las marchas.

"Las universidades hacen visible aquello que muchos tratan de ocultar. Los planes inconfesables. Los artistas de la violencia que actúan en nombre del Estado. Por eso quieren destruirla", señaló la institución en un comunicado.

La UNE prevé manifestaciones por todo Brasil. En la capital, Brasilia, se desplegaron tropas federales frente al ministerio de Educación, como medida preventiva contra  posibles disturbios, aunque "no existan hasta ahora preocupaciones mayores", dijo el portavoz presidencial, Otávio Rêgo Barros.

Estudiantes y profesores marchan contra política educativa de Bolsonaro

Estudiantes de la Universidad de São Paulo preparan sus carteles para protestar en contra del recorte a la educación superior.

Arthur Caser es profesor de Historia en el Colegio Pedro II, una de las escuelas públicas más tradicionales de Río de Janeiro y donde sus 13.000 alumnos sufrirán el congelamiento de un 36 por ciento de los recursos no obligatorios.

Caser teme que la calidad de la educación se deteriore debido al impacto que tendrá la medida presupuestaria en actividades de tiempo integral y de investigación. Sin embargo, constata que: "la educación nunca fue una prioridad en Brasil".

"Existe un problema que se está profundizando ahora, pero no es exclusivo de este gobierno. Siempre que hay problemas y es preciso reducir gastos, el presupuesto de Educación es uno de los primeros examinados", afirma.

Arthur Casar profesor Brasil en marchas

Arthur Casar, un profesor de historia del colegio Pedro II de Rio de Janeiro Brasil, dijo que el gobierno desarrolla una lucha contra lo que denomina"marxismo cultural".

Además, plantea que el gobierno impulsa una "des-educación", una "educación por obediencia y no para la crítica o el protagonismo de los ciudadanos".

Desde hace varios años grupos de derecha promueven una lucha contra lo que denominan "marxismo cultural" e incitan a los alumnos a grabar vídeos de sus profesores para luego denunciarlos por "adoctrinamiento".

Esta práctica, apoyada por el propio Bolsonaro, empobrece el debate en las clases, expresa Caser, quien a diario refuta ideas como que el nazismo fue un movimiento de izquierda, que Brasil no padeció una dictadura militar entre 1964 y 1985 o que la tortura es justificable en algunos casos.

Abraham Weintraub y Jair Bolsonaro

El ministro de Educación de Brasil, Abraham Weintraub (i.), hablará en la tarde este miércoles en una comisión de la Cámara de Diputados de Brasil sobre los ajustes al presupuesto en educación.

La conmoción llegó hasta el Congreso. La Cámara de Diputados, pese ser de mayoría oficialista, aprobó por 307 votos a favor y 82 en contra la citación del ministro de Educación, Abraham Weintraub, para explicar este miércoles "sobre los recortes de presupuesto de las universidades públicas y de institutos federales".

Bolsonaro seguirá los sucesos desde Dallas (Texas, Estados Unidos), donde el jueves será reconocido como figura del año por la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos.

AFP