Mundo

Sube cifra de muertos por el coronavirus en China, según balance

Sube cifra de muertos por el coronavirus en China, según balance

El número de muertos por la epidemia de neumonía viral en China ha subido a 54, después de que las autoridades de la provincia de Hubei informaran este domingo de 13 nuevas muertes y 323 nuevos casos confirmados.

Los últimos datos de Hubei, el epicentro del contagio, elevan a 1.610 el número total de casos confirmados en todo el país, según cifras del gobierno central.

China intensificó este sábado las medidas de aislamiento y de control para evitar la propagación de la epidemia del coronavirus, que ha provocado una "situación grave", en palabras del presidente Xi Jinping. "Mientras tengamos una confianza firme, trabajemos juntos -prevención científica y tratamientos- con políticas precisas, seremos, con seguridad, capaces de ganar la batalla", dijo Xi.

China entró el sábado en el Año de la Rata, pero las conmemoraciones del Año Nuevo fueron mínimas y poco festivas. En las calles de Wuhan, una metrópolis de 11 millones de habitantes, no hubo petardos ni dragones.

Mientras tengamos una confianza firme, trabajemos juntos -prevención científica y tratamientos- con políticas precisas, seremos, con seguridad, capaces de ganar la batalla

En los límites de la zona prohibida, a unos 20 km al este del centro de la urbe, los vehículos intentaban cruzar un peaje de autopista, pero tenían que dar media vuelta. "Nadie puede salir", repetía un policía a la AFP. Desde el jueves, tampoco pueden partir de la ciudad trenes ni aviones.

Además de Wuhan, casi toda la provincia de Hubei está aislada del mundo. En total, unos 56 millones de personas están confinadas. En los pocos supermercados que quedaban abiertos, algunos ciudadanos trataban de conseguir mascarillas y productos desinfectantes. "La gente intenta protegerse", explicó un cliente, que se mostró tranquilo. "El gobierno se está encargando. No hay problema", sostuvo.

Hospitales saturados
Wuhan coronavirus

Varias personas hacen fila para recibir atención en un hospital de Wuhan, la ciudad donde se originó el coronavirus.

El ejército envió el sábado a la zona prohibida tres aviones con 450 médicos y personal sanitario especializado. Algunos de ellos tienen experiencia en la lucha contra el virus del Ébola y el SRAS.

Los médicos militares trabajarán en distintos hospitales de la ciudad donde están ingresados numerosos pacientes con neumonía viral, precisó la agencia Xinhua. Los hospitales están saturados.

Un nuevo centro médico para un millar de pacientes está siendo construido en la zona y estará operando en 10 días. A este se sumará otro hospital con 1.500 camas que estará listo en el sorprendente plazo de 15 días, según anunció el sábado un medio estatal.

Todas las víctimas mortales, salvo dos, fueron registradas en Wuhan o en la provincia de Hubei, grande como Siria.

Medidas extraordinarias

Entre las medidas se van a instalar puntos de inspección en prácticamente todo el país y todos los viajeros que presenten síntomas de neumonía serán "inmediatamente trasladados" a un centro médico, anunció un comunicado de la Comisión Nacional de Salud.

Hasta ahora, la mayoría de fallecidos eran personas mayores de 65 años o que ya tenían alguna enfermedad. La Comisión Nacional de Salud también ordenó medidas a nivel nacional para detectar y aislar a las personas que portan el virus en aviones, trenes y autobuses en todo el país.

Muchos lugares turísticos, muy frecuentados, como la Ciudad Prohibida, partes de la Gran Muralla o el parque Disneyland de Shanghái, fueron cerrados para reducir el riesgo de contagio.

En Hong Kong se ha decretado la alerta máxima, lo que implica la anulación del maratón y el cierre de las escuelas. Toda persona que llegue procedente de la China continental a este territorio semiautónomo tendrá que someterse a controles.

En Estados Unidos, donde se confirmaron dos casos, el presidente Donald Trump felicitó a Pekín por las medidas que puso en marcha para frenar la propagación del virus.

 Por su parte, el grupo automovilístico francés PSA anunció este sábado que repatriará a sus trabajadores residentes en la región de Wuhan y a sus familias, en coordinación con las autoridades chinas y el consulado de Francia. Una medida que afectará a 38 personas.

Con la epidemia del SRAS, China fue señalada por el mundo y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por ocultar los primeros casos, agravando la crisis.

AFP