Mundo

¿Por qué Venezuela está más aislada del sistema financiero global?

¿Por qué Venezuela está más aislada del sistema financiero global?

El Banco de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Banfanb) clama una victoria sobre la multinacional MasterCard, tras anunciar, esta semana, la emisión de una tarjeta de crédito sin su respaldo. Pero, lejos de ser un triunfo, para expertos y dirigentes políticos de oposición se trata de un paso hacia el aislamiento de Venezuela del sistema financiero global.

A las 3:55 p.m. (hora local) del 4 de septiembre de 2019, las tarjetas de crédito del Banfanb, operadas hasta ese día por MasterCard, dejaron de tener comunicación con los puntos de venta de los principales bancos privados del país.

Banfanb

Así es la tarjeta que el Banfanb dice que creó sin el respaldo de la multinacional MasterCard.

“A pesar de todos los esfuerzos tecnológicos del equipo de Banfanb y el agotamiento de las instancias de diálogo de nuestra consultora jurídica con la empresa estadounidense, debo notificar que las TDC de Banfanb han sido desconectadas”, lamentó a través de la red social Twitter el general de división Darío Baute, presidente del banco público.

La operadora les había enviado una notificación en la que les informaba de la suspensión de los medios de pago, como consecuencia de las medidas implementadas por la Oficina de Control de Activos Financieros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Antes de que se cumpliera un mes de la que consideraron una suspensión “unilateral”, el 3 de octubre pasado, el banco exhibió la imagen de unas nuevas tarjetas, al tiempo que anunció que ya estaban listas para sus clientes. “Hemos enfrentado esta contingencia que afectó de manera indiscriminada a todos nuestros clientes. Seguimos venciendo a pesar de las sanciones imparables de EE. UU.”, tuitearon desde la cuenta oficial del Banfanb.

Sin embargo, no parecen estar tan “listos” como anunciaron en las redes sociales. Cuando los usuarios les preguntan por los nuevos plásticos, la empresa repite un mensaje: “Estamos afinando detalles operativos”.

Entretanto, algunos clientes han manifestado tener problemas con sus tarjetas viejas, pese a que la institución ha insistido en que están “100 % operativas” y que lograron la restauración total de la conexión interbancaria.

Si verdaderamente ellos resolvieron el uso de los medios de pago, eso se hizo a un costo que no conocemos, con colaboración de no sabemos quiénes

Desconexión internacional

Mientras la institución no da mayores detalles y sus clientes (en su mayoría militares) temen compartir información, expertos locales ven con recelo los nuevos instrumentos y no pueden hacer otra cosa sino especular sobre su funcionamiento.

Algunos, como al economista y decano de la Facultad de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Ronald Balza, cuestionan, además, la efectividad de algunas de las sanciones de Estados Unidos: “Si verdaderamente ellos resolvieron el uso de los medios de pago, eso se hizo a un costo que no conocemos, con colaboración de no sabemos quiénes. No hay efecto sobre la población, entonces la sanción no tendría sentido. Generan un problema que se lo saltan”.

Balza advierte que la preparación podría haberse hecho desde el mes de marzo, cuando se conoció que el gobierno de Donald Trump estaba considerando sanciones que prohibirían efectivamente a Visa, MasterCard y otras instituciones financieras procesar transacciones en Venezuela.

Un par de meses después de eso, el Banco Central de Venezuela (BCV) y la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), mediante una resolución, emplazaron al sistema financiero venezolano a desarrollar una “red local” de procesamiento de transacciones, alternativa a los convenios con las franquicias Visa y Mastercard, y el sistema Maestro.

Mastercard

Según un comunicado de MasterCard, lo que hizo fue suspender el soporte a las tarjetas de crédito, más no terminarlo.

“Ya estábamos aislados del resto del mundo. No es como cuando Cadivi (Comisión Nacional de Administración de Divisas) te permitía usar la tarjeta de crédito y te daba dólares. Eso ya no se estaba haciendo. Los límites para compras, además, son muy bajos”, insiste Balza.

Sin embargo, para el presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, el diputado opositor Carlos Paparoni, la presión es necesaria. “Para el oficial venezolano honesto, la tarjeta de crédito no es de gran ayuda. El verdadero objetivo son los generales vinculados a la corrupción”, aseguró en conversación con .

La intención, para el parlamentario de Primero Justicia, es otra: “Una cosa es que los sistemas de puntos de venta y pagos puedan operar, lo cual hay que ver, y la otra es que los bancos terminen desconectados del sistema financiero global”.

En este último punto, sin embargo, coincide con Balza, quien cuestiona: “Aquí se está haciendo algo para levantar el control de cambios. Antes podías pensar que el control de cambios era la limitación para el uso de divisas, y no que estabas aislado internacionalmente. Ahora, si no tienes Visa o MasterCard, ¿cómo haces?”.

En la comunicación enviada al Banfanb el 4 de septiembre se precisa que MasterCard "ha suspendido, y no así terminado" las licencias de operación con esta y otra institución pública, el Banco Agrícola Venezolano (BAV), y advirtió que la situación podría revertirse en caso de ocurrir "un cambio en las circunstancias".

ANDREINA ITRIAGO
Corresponsal de
Caracas