Mundo

¿Por qué México reprimió con violencia a la caravana de migrantes?

¿Por qué México reprimió con violencia a la caravana de migrantes?

Varios cientos de migrantes centroamericanos que quieren llegar a Estados Unidos intentaron cruzar este lunes a México desde Guatemala pero fueron contenidos con gases lacrimógenos por guardias nacionales mexicanos en el río Suchiate, frontera natural entre ambos países.

El presidente López Obrador ofreció la semana pasada 4.000 empleos para los miembros de la caravana, entonces ¿por qué México tomó ahora una actitud represiva ante el ingreso de estos ciudadanos?

(Lea también: México contempla rifar el avión oficial que no pudo vender en EE. UU.)

¿Qué paso este lunes?

Unos 500 migrantes lograron cruzar a México desde Guatemala, pero más de 400 fueron interceptados después de atravesar el río Suchiate. Otros cientos fueron contenidos en el límite por guardias nacionales mexicanos en enfrentamientos.

"Alrededor de 500 personas extranjeras de origen centroamericano, en su mayoría de Honduras, ingresaron en condición irregular a territorio mexicano al atravesar el Río Suchiate, motivadas irresponsablemente por sus líderes y sin considerar los riesgos, que ello implicaba, para niñas, niños y adolescentes", informó en un comunicado el Instituto Nacional de Migración (INM).

La nota añadió que "agentes federales rescataron a 402 personas migrantes que fueron trasladadas a instalaciones del Instituto (de Migración)". Allí "se determinará su situación jurídica y, en caso de proceder, se lleve a cabo su retorno asistido a la ciudad de Tegucigalpa, Honduras", se explicó.

El INM informó que está buscando a un grupo de 58 extranjeros que "se internaron por caminos no seguros de la zona selvática de la región".

Caravana de migrantes

Migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, cuando intentaban cruzar el río Suchíate que divide México y Guatemala este lunes.

Otros de los migrantes que atravesaron la frontera de forma ilegal, amedrentados por el fuerte dispositivo de seguridad, decidieron regresar por cuenta propia a Guatemala

Antes de ser interceptado, el grupo que trataba de llegar a pie por la carretera que conduce a Tapachula enfrentó el inclemente sol y una temperatura superior a los 30 °C.

Varias unidades de la Guardia Nacional, la policía federal y migración de México, les impidieron el paso y los instaron a abordar autobuses dispuestos por las mismas autoridades mexicanas.

Numerosos migrantes accedieron a subirse a los vehículos, mientras que otros se resistieron e intentaron correr pero fueron detenidos y subidos a empujones a camionetas de migración.

Caravana de migrantes

Guatemala registró el paso de más de 2.000 migrantes hondureños miembros de una nueva caravana con rumbo a Estados Unidos

Las amenazas de EE. UU.

El presidente de EE. UU, Donald Trump, amenazó el año pasado con imponer aranceles generalizados a México si no lograba reducir el número de migrantes centroamericanos que llegaban desde sus fronteras a territorio norteamericano.

Desde la advertencia, el gobierno mexicano envió a miembros de la Guardia Nacional para custodiar la frontera, logrando reducir el ingreso de migrantes desde su país.

Ahora, ante el inicio de una nueva campaña presidencial en Estados Unidos, Trump podría utilizar el tema de la caravana como un punto importante para promover nuevamente la construcción de un muro en la frontera, lo que habría llevado finalmente a México a reprimir a como diera lugar el ingreso de miembros de la caravana para evitar sanciones de su país vecino.

Andrés Manuel López Obrador

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Para disuadir el avance, López Obrador puso en marcha el Programa de Emergencia Social que incluye ofertas de empleo que serán habilitados en ocho departamentos de Honduras y 14 departamentos de El Salvador. Sin embargo, la propuesta no logró frenar el deseo de los centroamericanos de continuar su camino hacia EE. UU.

Los migrantes, que llegaron en la madrugada al cruce fronterizo, pidieron a agentes migratorios que les dieran el paso libre para ingresar a México, pero ante la falta de respuesta al mediodía se lanzaron al río para cruzar la frontera.

AFP