Mundo

¿Por qué Maduro quiere aumentar el número de milicias en Venezuela?

¿Por qué Maduro quiere aumentar el número de milicias en Venezuela?

Nicolás Maduro cumplió este domingo seis años en el poder. Y a pesar de que el mandatario no quiso un acto de masas, ya había fijado como meta este sábado que el número de las milicias civiles en Venezuela debe crecer a tres millones de aquí a final de año, lo que representa un aumento de casi un millón de milicianos. 

Durante un evento con el que recordó un intento de golpe de Estado en abril del 2002 contra el expresidente Hugo Chávez, Maduro se dirigió este sábado en el paseo Los
Próceres (Caracas) a la milicia, que fue creada en el 2008, está conformada por civiles voluntarios, depende de la presidencia y complementa a la Fuerza Armada.

Frente a miles de milicianos uniformados de caqui y camuflaje, Maduro dijo que los integrantes de ese cuerpo suman actualmente más de dos millones de personas en todo el país, superando los 1,6 millones estimados en diciembre. “Pongo una nueva meta (...) llegar a 3 millones de milicianos”, dijo el gobernante chavista en el acto. Pero ¿por qué quiere el gobernante aumentar esa cifra?

Durante el sexenio gobernado por Maduro, Venezuela entró en la peor crisis económica de su historia que incluye escasez de alimentos y medicinas, deterioro de los servicios públicos, cierre de miles de empresas, contracción de la economía en más de 50 por ciento.

Miliciana bolivariana

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó el sábado a la milicia dedicarse a la producción agrícola.

Asimismo, en los últimos seis años la inflación pasó de 56 por ciento a 1’700.000 por ciento y el sueldo mínimo que devengan la mayoría de los trabajadores venezolanos se redujo de 200 a unos seis dólares, lo que mantiene a millones de personas en la miseria. Según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), uno de cada cuatro venezolanos necesita asistencia humanitaria y 3,7 millones huyeron del país en los últimos años.

Además, el mandatario enfrenta una crisis de legitimidad desde enero pasado cuando el líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, invocó la constitución para denunciar la "usurpación" de la Presidencia y proclamarse presidente interino. Esta acción ha sido respaldada por más de 50 países, algunos de los cuales señalan a Maduro como un dictador.

Juan Guaidó

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela.

Desde el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha planteado que con relación a la crisis que vive en Venezuela, todas las opciones están sobre la mesa, incluso una intervención militar.

Por su parte, Maduro insiste en que desde Washington se ha planeado un “golpe de Estado”. Eso podría explicar su deseo de mostrar músculo con los milicianos en la calle y su mensaje hacia ellos: “Tenemos la meta de llegar a 3 millones de milicianos. Y tengo que anunciar que tenemos los fusiles, 3 millones, para defender nuestra patria en cada ciudad, en todo el territorio de la frontera con Colombia, con Brasil”.

Los civiles, que reciben adiestramiento militar y que juraron ante Maduro defender la patria “con su vida”, también recibieron la orden de Maduro ordenó a los milicianos dedicarse a la producción de alimentos, escasos como casi todo en Venezuela.

"En este momento procedo a darles la orden a las 51.743 unidades populares de defensa integral de dedicarse a la producción en todo el territorio nacional, para ver reverdecer un milagro productivo", dijo el gobernante. "Fusil al hombro, listos para defender la patria, y abriendo el surco para sembrar la semilla y producir el alimento para la comunidad, para el pueblo", agregó.

Este domingo, el mandatario venezolano prometió su permanencia en el poder hasta el 2024, después de que el año pasado ganó la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos por la oposición, que no participó, y por numerosos gobiernos.

"Han sido Seis Años de Unidad, Lucha, Batalla y Victoria. La Patria sigue", expresó el líder chavista en su cuenta de Twitter.

Reuters y Efe