Mundo

Por qué Londres negará visa de trabajo a quien no sepa inglés

Por qué Londres negará visa de trabajo a quien no sepa inglés

Si no habla inglés ni tiene una profesión o un contrato con salario mínimo anual de al menos 26.500 libras esterlinas al año (unos 115,8 millones de pesos), olvídese de pedir una visa de trabajo en el Reino Unido.

A partir de enero del 2021 entrará en vigencia esta nueva política migratoria promovida por el gobierno del primer ministro Boris Johnson, como parte de sus planes de controlar el ingreso de extranjeros a las islas británicas a la luz del brexit, como se le conoce la salida de ese país de la Unión Europea.

Johnson intenta de esa manera recuperar el control de sus fronteras y restringir el libre movimiento de personas provenientes de la UE, uno de los principales argumentos usados en su campaña para su reelección en diciembre pasado.

Esa nueva política migratoria fue anunciada este miércoles por la ministra del Interior, Priti Patel, al presentar la nueva legislación basada en ‘puntos’, similar a la que usa Australia.

El anuncio desató el disgusto de sectores del turismo, la construcción y la agronomía, que alertaron sobre las consecuencias que tendrá para sus negocios, que usan mano de obra extranjera, por lo barata y fácil de manejar.

“Esa medida nos llevará a la bancarrota, porque los británicos exigen más dinero y no quieren hacer trabajos de poca monta”, aseguró a , Luz Marina Ruiz, quien administra una empresa de servicios de limpieza, con trabajadores extranjeros, la mayoría colombianos y ecuatorianos, y a quienes les paga un promedio de 8,50 libras (unos 37 mil pesos colombianos) por hora, sin contrato ni beneficios sociales, que no hablan inglés ni tienen una calificación profesional.

Boris Johnson

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

Varios líderes de la industria advirtieron que los cambios tendrían un gran impacto en las fábricas de procesamiento de alimentos que dependen en gran medida de los trabajadores de la UE para mantener los estantes de los supermercados llenos de cortes de pollo, carne y cerdo pre envasados.

Tom Hadley, director de políticas de la Confederación de Reclutamiento y Empleo, se quejó de que "los empleos que el gobierno considera poco calificados son vitales para el bienestar y el crecimiento empresarial”. A su juicio, el anuncio amenaza con excluir a las personas que se necesitan para proporcionar servicios en los que el público confía.

"Necesitamos acceso a trabajadores que puedan ayudarnos a cuidar a los ancianos, construir casas y mantener la economía fuerte”, apuntó.

A su vez, la directora ejecutiva de UK Hospitality, Kate Nicholls, refirió que "descartar una ruta temporal y poco calificada para la migración" sería desastroso para el sector hotelero.

Sin embargo, la ministra Patel dijo confiar en que esa vacante de más 8 millones, podría ser cubierta por británicos de entre las edades de 16 y 64 años, que estaban "económicamente inactivos”, y que viven del beneficio estatal.

Esa medida nos llevará a la bancarrota, porque los británicos exigen más dinero y no quieren hacer trabajos de poca monta

Según el documento de diez páginas que traza las líneas oficiales, señala que cualquier persona que desee venir al Reino Unido a trabajar debe tener una oferta de trabajo con un umbral salarial de £25,600, (unos 115,8 millones de pesos) aunque un "piso" salarial de £20,480 (unos 89,5 millones de pesos) será aceptable en casos especiales donde podría haber escasez, como en enfermería.

La medida afecta en especial a los más de dos millones de migrantes europeos, que llegaban como trabajadores independientes, entre ellos, plomeros polacos o constructores rumanos sin trabajo.

María Victoria Cristancho

Londres @mavicristancho