Mundo

Nuevas protestas en Bolivia dejan tres muertos y 30 heridos

Nuevas protestas en Bolivia dejan tres muertos y 30 heridos

Enfrentamientos entre manifestantes y militares que liberaban el acceso a una planta de combustible en El Alto, ciudad vecina de La Paz, dejaron tres muertos y 30 heridos este martes, según el último informe publicado por la Defensoría del Pueblo de
Bolivia.

(Lea también: Biblia y poder militar: los extremos de Jeanine Áñez en Bolivia)

Un vocero de la entidad dijo que "se ha constatado la existencia de tres muertos, dos de ellos confirmados (por impacto) de bala", incluido Dayvi Posto Cusi, de 31 años de edad, cuyo fallecimiento se había reportado antes. A raíz de esa situación, "estamos pidiendo a las autoridades una investigación", dijo la fuente de la oficina de prensa de la Defensoría.

Además, la entidad elevó a 30 el número de heridos, todos leales al expresidente Evo Morales, quien está asilado en México, tras dimitir de su cargo el 10 de noviembre, tras unos comicios tildados de fraudulentos por la oposición y en los que la OEA encontró "irregularidades".

Este martes, la ONG Human Rights Watch acusó al Gobierno interino de
Bolivia de tomar "medidas abusivas" en las manifestaciones y denunció el acoso a periodistas independientes y a políticos opositores. "Desde que Jeanine Áñez asumió el cargo como presidenta interina, el Gobierno ha adoptado y anunciado medidas alarmantes que van en contra de los estándares de los DD. HH. fundamentales", asegura la organización en un comunicado

Un comunicado de las Fuerzas Armadas dijo que "agitadores y vándalos enardecidos" atacaron y destruyeron parcialmente la planta de hidrocarburos de Senkata "utilizando explosivos de alto poder".

Poco antes, una fuerza combinada de policías y militares, apoyada por carros blindados y helicópteros, había ingresado a la planta, ocupada hace días por manifestantes, para reanudar en carros cisternas el abastecimiento de combustible, cuya escasez se empieza a agudizar en La Paz.

Heridos en protestas en El Alto

Una hombre herido durante las protestas es transportado al Hospital Holandés en la localidad de El Alto, Bolivia.

"Denuncio ante el mundo que el gobierno de facto al estilo de dictaduras militares nuevamente mata a mis hermanos de El Alto que resisten pacíficamente el golpismo y luchan en defensa de la vida y la democracia", tuiteó Morales desde México.

La presidenta interina de Bolivia, la derechista Jeanine Áñez, había firmado en días pasados un decreto, calificado por la CIDH de "grave", que exime a los militares de cargos penales si se generan víctimas en sus tareas de mantener el orden en el país, convulsionado hace casi un mes.

Otro decreto firmado por Áñez destina 4,8 millones de dólares al equipamiento militar de las Fuerzas Armadas. La CIDH había cifrado el fin de semana en 23 los muertos desde que comenzaron los conflictos y en 9 desde que asumió el 13 de noviembre el nuevo gobierno.

AFP