Mundo

Nicolás Maduro parece correr la suerte de Manuel Antonio Noriega

Nicolás Maduro parece correr la suerte de Manuel Antonio Noriega
EE.UU. presenta cargos contra el mandatario venezolano y ofrece una recompensa de 60 mil millones de pesos. Otros 14 lideres chavistas también fueron sindicados.

EFE WASHINGTON

El Gobierno de EE.UU. presentó ayer cargos por narcoterrorismo contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y ofreció 60 mil millones de pesos por cualquier información que lleve a su captura.

Es la segunda vez en la historia de EE.UU. que se presentan cargos contra un jefe de Estado después de que, en 1989, fiscales de Miami acusaran de narcotráfico al dictador panameño Manuel Antonio Noriega, que fue detenido durante la invasión estadounidense, enjuiciado y encarcelado en la Florida.

"Tengo un mensaje para los altos cargos del chavismo: la fiesta se les está acabando", manifestó en una rueda de prensa la fiscal general del distrito sur de Florida, Ariana Fajardo Orshan.

Los fiscales de Florida y Nueva York, donde se presentaron los cargos, aseguran que durante los últimos 20 años, desde que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder en 1999, el Ejecutivo venezolano ha participado en una "violenta y corrupta conspiración" con las Farc para traficar con cocaína.

Supuestamente, en Venezuela, la trama está liderada por el Cartel de los Soles, cuyo nombre se refiere a las insignias que llevan en los uniformes los militares venezolanos de alto rango.

Los fiscales estadounidenses afirman que el "líder" de ese supuesto cartel es Maduro, quien "personalmente" negoció con las Farc para darles armas y entabló conversaciones con otros países, como Honduras, para facilitar el paso de la cocaína por su territorio, de acuerdo a los escritos de acusación.

El objetivo de Maduro supuestamente era "inundar" EE.UU. con cocaína, aseveró el fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoff Berman.

"Para acabar con la salud y el bienestar de nuestra nación, Maduro deliberadamente usó la cocaína como una arma", aseveró Berman.

Disidentes de las Farc

Dentro de esta supuesta conspiración, según EE.UU., dos exaltos cargos de la antigua guerrilla de las Farc jugaron un papel clave: el exnegociador de paz Luciano Marín, alias Iván Márquez, y Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich.

Los dos exaltos cargos han retomado las armas porque consideran que el Estado colombiano ha traicionado los acuerdos de paz del 2016, que pusieron fin a la guerrilla más longeva del continente.

Según EE.UU., Márquez y Santrich llegaron a un acuerdo con el Cartel de los Soles para reubicar parte de sus operaciones en territorio venezolano y ahora están operando en la frontera entre Colombia y Venezuela, desde donde transportan cocaína a Estados Unidos a través del Caribe y Centroamérica.

EE.UU. calcula que las Farc y el Cartel de los Soles consiguieron ingresar en territorio estadounidense unas 250 toneladas de cocaína de manera anual desde 2004.

Recompensas millonarias

Para llevar a los acusados ante la Justicia, EE.UU. Ofreció 60 mil millones de pesos por cualquier información que lleve al arresto de Maduro y 40 mil millones de pesos por Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y de los hombres fuertes del chavismo.

Además, el Ejecutivo estadounidense ofrece otros 40 mil millones de pesos por cualquier pista que conduzca al arresto de una de estas tres figuras: el vicepresidente económico Tareck El Aissami; el exgeneral venezolano Hugo Carvajal, y el exjefe militar Cliver Alcalá Cordones.

En total EE.UU. presentó cargos contra 15 funcionarios o exfuncionarios venezolanos.

Más tensión

La decisión de EE.UU., que llega en un momento de crisis mundial por el coronavirus, busca aumentar la presión sobre el círculo cercano de Maduro para obligarle a ceder el poder al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países.

En Twitter, Maduro respondió a las acusaciones de EE.UU. y aseguró que tanto ese país como Colombia están conspirando para sacarle del poder.

"¡Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán!", dijo.

En la práctica, la decisión de EE.UU. fortalecerá la posición dura contra Maduro de Gobiernos como el colombiano y el brasileño; pero puede crear grietas en la coalición de países europeos y latinoamericanos que apoyan a Guaidó, ya que algunas naciones como Canadá y Perú abogan por una salida institucional a la crisis.

En clave interna, la acusación contra Maduro podría favorecer al presidente de EE.UU., Donald Trump, de cara a las elecciones del 2020 en el estado de Florida, donde ganó por un estrecho margen en 2016 y donde viven miles de cubanos y venezolanos que han salido de sus países de origen.

Venezuela tacha de "infundada" la acusación de EE.UU.

El Gobierno de Venezuela tachó ayer como "infundada" la acusación que hiciera Estados Unidos contra el presidente del país suramericano, Nicolás Maduro, y una decena de sus altos colaboradores por presunto narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo. Además la Fiscalía venezolana informó que investigará al líder de la oposición Juan Guaidó y al militar retirado Clíver Alcalá por su supuesta participación en "un intento de golpe de Estado" para derrocar al presidente Maduro.