Mundo

Mujer castigó a latigazos a su hijo por robarse un celular

Mujer castigó a latigazos a su hijo por robarse un celular

En un video que fue publicado en YouTube el pasado 21 de febrero quedó registrado el momento cuando una mujer castiga a su hijo a latigazos frente a muchas personas.

La madre reprendió al joven porque fue descubierto robándose un celular. La decisión de castigarle de forma violenta fue tomada por toda la comunidad a la que pertenece la familia. Un censo local que realizó el Instituto Nacional de Estadística e Informática del vecino país informó que hay 2.703 comunidades que pertenecen a 44 pueblos indígenas ubicados en 11 departamentos. Comunidades como Ucayali, Amazonas, Junín y Pasco son algunas de ellas.

En el video se puede ver cómo la mujer indígena cuestiona decepcionada a su hijo por haber cometido el robo.

El hecho se presentó en una almacén de ropa de Huamachuco, ciudad en el norte de Perú, al que ingresó el joven junto con otro acompañante. Fueron descubiertos gracias a las cámaras de seguridad que registraron el momento cuando el hombre tomó el celular de la propietaria del local.

Hijito, tú no te has quebrado ni las manos ni las patas, puedes trabajar.

Mientras la mujer reprende al joven, ella lo grita y le cuestiona las razones por las que  cometió el robo: “Elvis, ¿por qué tenías que coger un celular que no era tuyo? Hijito, tú no te has quebrado ni las manos ni las patas, puedes trabajar. Por un simple celular, yo me veo aquí en las rondas. A mí sí me da vergüenza”.

Después de acabar el castigo, el joven le pide disculpas a su madre y a la comunidad indígena. La mujer le asegura que si vuelve a cometer un delito, ella no estará para defenderlo ante el grupo al que pertenecen.

El informe 'Principales indicadores de seguridad ciudadana del año 2019' del Instituto Nacional de Estadística e Informática de Perú reveló que las personas no denuncian ni reportan cuando son robadas. De quienes no interponen las denuncias, el 21% desconoce el rostro del ladrón y el 16% no acude a la Policía porque piensa que no es un delito de mucha importancia.

TENDENCIAS