Mundo

Los tres nuevos grandes gasoductos rusos

Los tres nuevos grandes gasoductos rusos

Rusia, el principal exportador de gas natural del mundo, inauguró este lunes su primer gasoducto hacia China y tiene otros dos grandes proyectos en marcha hacia Alemania y Turquía. Estos son los tres nuevos gasoductos con los que Rusia pretende diversificar sus mercados de gas.

Pekín se ha convertido en un socio estratégico de Moscú para diversificar sus mercados del gas, hoy todavía principalmente europeos a pesar de las tensiones entre Rusia y la Unión Europea (UE).

Según el presidente ruso, Vladimir Putin, se trata del "mayor proyecto de construcción del mundo". Putin y Xi Jinping participaron por videoconferencia en la inauguración de este gasoducto que hace realidad la voluntad rusa de acercarse a Asia, frente a un Occidente considerado como hostil.

Sin embargo, Rusia no tiene la intención de abandonar a sus clientes habituales y tiene previsto también la apertura de dos nuevos gasoductos, uno hacia Alemania y otro hacia Turquía en las próximas semanas, El gasoducto Power of Siberia (Fuerza de Siberia) conecta a través de más de 2.000 kilómetros de tubos los yacimientos de Siberia oriental con la frontera china.

Power of Siberia

El primer tramo de este enorme gasoducto, inaugurado este lunes, tiene más de 2.000 kilómetros y une los campos de gas de Siberia oriental y la frontera con China, en la región del río Amur. La parte china de esta infraestructura debería estar terminada en 2022 o 2023 para llevar un total de 38.000 millones de m3 de gas anuales hasta Shangái. China es el primer importador mundial de hidrocarburos.

Gasoducto Rusia-China

El Power of Siberia (Fuerza de Siberia), construido en condiciones climáticas extremas, simboliza la voluntad de Vladimir Putin de reforzar sus relaciones con Asia.

El nuevo gasoducto va acompañado de un gran contrato de aprovisionamiento, evaluado en más de 400.000 millones de dólares en los próximos 30 años y firmado en 2014, tras una década de negociaciones.

El Power of Siberia (Fuerza de Siberia), construido en condiciones climáticas extremas, simboliza la voluntad de Vladimir Putin de reforzar sus relaciones con Asia frente a las tensas relaciones con occidente desde la anexión de Crimea, en 2014.

Nord Stream 2

A pesar de las tensiones de los últimos años, Europa sigue siendo la prioridad del gigante ruso Gazprom. El gasoducto Nord Stream 2, que llega a Alemania, suministrará gas al norte y al oeste de Europa a través del Báltico, rodeando Ucrania. Tiene una capacidad de 55.000 millones de m3 anuales, igual que el Nord Stream 1.

La inauguración del gasoducto, terminado en más del 80%, iba a tener lugar este año pero fue aplazada

Se trata de un proyecto polémico y que Ucrania, Polonia y Estados Unidos, así como los países bálticos, consideran un "regalo" a Rusia. Washington está incluso estudiando sanciones.

El gasoducto, que costó 9.500 millones de euros, está financiado mitad y mitad entre Gazprom y las compañías europeas Wintershall y Uniper (alemanas), Shell (angloholandesa), Engie (francesa) y OMV (austriaca). La inauguración del gasoducto, terminado en más del 80%, iba a tener lugar este año pero fue aplazada.

TurkStream

El gasoducto TurkStream, que también evita pasar por Ucrania, será inaugurado en enero por Vladimir Putin y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Con una capacidad de 31.500 millones de m3 anuales, cruza durante 930 km el Mar Negro, igual que Blue Stream, su predecesor.

Una de las ramas del TurkStream llegará a Turquía y la otra hacia el sur y el sureste de Europa. El acuerdo entre Gazprom y Botas (el operador turco del gas) fue firmado en 2014, antes de que las relaciones entre ambos países se deterioraran por el derribo de un bombardero ruso derribado en Turquía en 2015.

Putin y Erdogan firmaron finalmente el contrato en 2016, tras un acercamiento entre ambos y en un contexto de relaciones complicadas de Ankara con sus socios de la OTAN.

AFP