Mundo

Los padres veganos condenados por la desnutrición de su hija

Los padres veganos condenados por la desnutrición de su hija

Una pareja australiana, de unos 30 años, alimentaba a su hija de 19 meses con una dieta vegana que incluía avena, papas, arroz, tofu, pan, mantequilla de maní, leche de arroz y, ocasionalmente, fruta.

Así describen medios internacionales el régimen alimenticio de una menor que según autoridades de Australia estaba desnutrida. Por esa razón, una juez condenó a los padres a 18 meses de cárcel que deberán conmutar con 300 horas de servicio social.

El caso lo llevó Sarah Hugget, quien calificó esa dieta como “completamente inadecuada” para la niña, según reporta Seven News. Autoridades detallaron que la niña pesaba unos 4,9 kilos, su apariencia era la de una niña de tres meses y sus huesos no se habían desarrollado desde el nacimiento.

Además, la juez declaró que “ninguno de los acusados era particularmente joven, inmaduro, falto de educación o inexperto como padre o cuidador de menores de edad”. De hecho, la joven pareja tiene otros dos hijos quienes no presentan síntomas de desnutrición. Hasta el momento se desconoce la identidad de los padres por razones legales.

Atletas veganos, una combinación de éxito

Los expertos indican que la dieta vegana es más que remplazar la carne por verduras.

¿Cómo comenzó todo?

The Guardian y la cadena BBC alertaron que este episodio arrancó el año pasado, en el mes de marzo. En ese entonces, los padres acudieron con su hija a un centro médico debido a su mal estado de salud. La menor tenía sus labios azules, sus extremidades estaban heladas y minutos antes había convulsionado.

Sarah Hugget dijo que la bebé no se podía sentar (como un bebé normalmente lo hace) no decía una sola palabra y tampoco disfrutaba con juguetes. “Eran incapaces de aceptar que la condición de su hija de debía a malnutrición”, según recoge BBC en las declaraciones de la juez.

Después de eso, la prensa australiana detalló que las autoridades le quitaron la custodia a todos los hijos a sus padres, y actualmente viven con otros miembros de su familia. Desde abril del 2018, la niña de 19 meses ha recibido una atención especial y su crecimiento ha empezado a mejorar. No obstante, aún necesita terapia para el habla y fisioterapia.

REDACCIÓN APP