Mundo

La pesadilla que viven más de 100 colombianos en Cusco tras cuarentena

La pesadilla que viven más de 100 colombianos en Cusco tras cuarentena

Mariana Ojeda y Ana María Avellaneda son dos colombianas de 28 y 26 años que ya llevan más de nueve días encerradas en Perú. El que parecía el viaje soñado, y que habían planeado desde noviembre del año pasado para recorrer todos los atractivos turísticos de ese país, se ha convertido en una pesadilla luego de que, al regresar del segundo día de tour en Cusco, la persona encargada de los recorridos en el hostal en donde se hospedaban les avisara que el Gobierno de ese país había decidido cerrar todas las fronteras.

Ver esta publicación en Instagram

Colombianas en Perú.

Una publicación compartida por Ana María (@anitaavellaneda) el

“Sentimos demasiada angustia, no sabíamos a quién recurrir o qué hacer. Fuimos al Ministerio de Cultura a preguntar qué tan grave era la situación, pero ya todo estaba cerrado. Luego, a las nueve de la mañana fuimos al aeropuerto, pero no pudimos ni llegar”, cuentan.

Sus familiares dicen estar aterrados por el miedo al contagio o a que se queden sin recursos lejos de sus casas. "La respuesta que hemos tenido es que no hay un presupuesto para rescatarlas, que solo se hace por vía comercial y ninguna agencia se ha pronunciado", asegura Mauricio Ojeda, padre de Mariana.

Añaden que no han parado de buscar vuelos y opciones para regresar a Colombia, pero al estar cerradas las fronteras ha sido una tarea inoficiosa. “Hemos hablado con la Cancillería, con la Embajada, hemos ido todos los días al aeropuerto a ver si conseguimos un vuelo, pero nada cambia”, recalcaron las jóvenes.

Actualmente se encuentran conectadas a través de un grupo de WhatsApp con unos 125 colombianos que al igual que ellas se encuentran atrapados en Cusco y en otro con 200 personas que estaría en la misma situación, pero alrededor del territorio peruano. Para un total, según ellas, de aproximadamente 300 personas viviendo en incertidumbre.

Sobre el estado de salud del grupo de colombianos, las jóvenes aseguran que todos están en buenas condiciones, que ninguno tiene síntoma asociados al coronavirus.

“Estamos muy preocupados porque nuestro efectivo se nos está acabando, nosotras tenemos hospedaje hasta el 31, pero conocemos personas a las que les han cerrado sus hostales porque ya no quieren tener extranjeros por el riesgo”, aseguran las jóvenes.

Conocemos personas a las que les han cerrado sus hostales porque ya no quieren tener extranjeros por el riesgo

A esto se suma el problema de que varios tienen hijos esperando por su regreso y otros ya han sido solicitados por sus empleadores, quienes les exigen retomar sus trabajos o dar una fecha de su llegada.

“En este momento nos dicen que la Cancillería está haciendo todo lo posible, pero argumentan que no están sus manos y que no hay dinero para un vuelo humanitario. Mañana (lunes) se cierran las fronteras y no sabemos cómo vamos a regresar”, manifestaron.

Además, aseguran que un vuelo de Lima a Bogotá que iba con unas 40 sillas vacías salió de Lima el pasado 21 de marzo. De hecho, en un video publicado en redes sociales se puede ver a varios de los pasajeros a bordo reclaman a la agencia el no habilitar el ingreso de otros colombianos que están a la espera de viajar hacia al país.

“La aerolínea dijo que no podía saturar el vuelo y muchos de los pasajeros eran ciudadanos americanos que para Miami con escala en Bogotá. Estaban vendiendo los pasajes en unos 600 dólares. estamos tan desesperados que estamos dispuestos a pagar lo que sea.”, denuncian las jóvenes.(Lea también: Las opciones para colombianos en el exterior que buscan regresar)

En la misma situación se encuentra María Betancourt y su novio, quienes estaban en territorio peruano desde el pasado 13 de marzo. Dicen que al anunciarse la cuarentena obligatoria intentaron conseguir vuelos para regresar, pero tampoco lo lograron.

“Nos dieron solo cuatro horas para prepararnos. Alcanzamos a ver un vuelo de Cusco a Bogotá, pero estaba en precios exagerados, además los cupos se acabaron”, narra Betancourt.

Ella y su pareja en este momento se encuentran en un hostal que le ofreció una rebaja mientras tienen una solución. Para abastecerse hicieron un pequeño mercado y luego las personas del alojamiento les ofrecieron comprar alimento por ellos y quedaron en arreglar cuentas luego.

“Nosotros estamos relativamente bien, pero sabemos de personas en peores condiciones, gente a las que les iban a cerrar el hospedaje o que no tenían suficiente dinero. Ahorita ando buscando un computador para poder trabajar a distancia”, menciona.

Actualmente todos los ciudadanos se encuentran en cuarentena, desde el 15 de marzo, y en caso de no lograr una solución inmediata tienen la esperanza de gestionar su regreso después del 30 de marzo, fecha en la que se volverían a abrir los vuelos.

“La aerolínea nos dejó correrlo al 31 de marzo, pero estamos esperanzadas en volver lo más pronto o que nos ayuden a asegurar que ese vuelo se nos mantenga, en esa fecha ya habríamos cumplido los 15 días de cuarentena”, añaden Ojeda y Avellaneda.

A esta denuncia se unió el presentador Guillermo Prieto, más conocido como Pirry, quien en las últimas horas aseguró a través de sus redes sociales que la Cancillería estaría adelantando un plan para aliviar la situación. Sin embargo, los viajeros dicen que aún se encuentran a la espera de un pronunciamiento oficial.

ELTIEMPO.COM