Mundo

Justicia de El Salvador se reivindica con Evelyn Hernández

Justicia de El Salvador se reivindica con Evelyn Hernández
Absuelven a joven acusada de homicidio por supuesto aborto en el país centroamericano. Histórico.

EFE CIUDAD DELGADO

La justicia de El Salvador, de los países que prohíbe todas las formas del aborto, se reivindicó con la joven Evelyn Hernández, acusada de homicidio cometido al supuestamente abortar, al liberarla ayer de cargos y permitir que continúe con su vida en una zona rural del país.

La joven, cuyo embarazo fue producto de una violación, se enfrentó nuevamente ante una corte que ya la había condenado por el delito de homicidio agravado, pero que ahora corrigió su decisión y marcó un nuevo presente que da esperanza a las mujeres que están encarceladas por situaciones similares a la de Hernández.

El juez José Virgilio Jurado Martínez, del Tribunal de Sentencia de Cojutepeque, absolvió a la joven porque, según su resolución, no "había forma de comprobar el delito" y "sufrió un parto complicado, como el de muchas de las mujeres que aún están presas por el delito de homicidio".

Hernández sufrió un parto extrahospitalario el 6 de abril del 2016 cuando se encontraban en su vivienda y luego fue trasladada por un familiar al Hospital Nacional del municipio de Cojutepeque, donde fue denunciada ante las autoridades por el médico que la atendió, según lo señalaron sus abogados.

La Fiscalía General de la República, cuyos representantes no brindaron declaraciones a los periodistas, acusaba a la joven de homicidio agravado en la modalidad de comisión por omisión, por lo que pedía un condena de 40 años de cárcel.

Bertha de León, de las abogadas de la joven, dijo ayer a la prensa, tras la lectura del fallo, que la resolución "representa un cambio fundamental en la justicia de este país" y "no podemos perder de vista que hay más mujeres privadas de la libertad por injusticias".

"Esperamos que así como se ha logrado la libertad de Evelyn se logre que las demás mujeres salgan y continúen con sus vidas", manifestó la letrada.

Su compañero, el jurista español Arnau Baulenas, quien fue también parte de la defensa de Hernández, dijo que este caso "debe de servir a futuro para cambiar la posición que ha adoptado en los últimos tiempos la Fiscalía, que aumentó la pena para Evelyn y pretendía que fuera condenada a 40 años".

Ambos abogados junto a la joven salvadoreña, que ahora espera continuar con sus estudios y "salir adelante", celebraron la absolución y abogaron por la justicia y la libertad para las mujeres que son encarceladas por supuestamente abortar.

"Gracias a Dios se hizo justicia. Todo este tiempo fue duro porque me acusaban de algo de lo que era inocente (...) espero que muchas muchachas (mujeres condenadas por abortar) salgan pronto (de la cárcel)", expresó la joven que estuvo encarcelada 33 meses y en febrero de este año obtuvo la libertad condicional.

Reacción internacional

El caso de Evelyn traspasó las fronteras salvadoreñas y diversas organizaciones internacionales de derechos humanos y en favor de la despenalización del aborto se pronunciaron ante la absolución.

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, señaló en un comunicado que la "decisión del juez reafirma que ninguna mujer debe ser acusada injustamente de homicidio por el simple hecho de sufrir una emergencia obstétrica".

Agregó que, ahora que Hernández ha sido absuelta, Amnistía Internacional "pide a El Salvador que de una vez por todas ponga fin a la vergonzosa y discriminatoria práctica de criminalizar a las mujeres y derogue inmediatamente las normas draconianas antiaborto".

Mientras, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) celebró la libertad absolución de Hernández y señaló que la joven fue "procesada penalmente y detenida de manera arbitraria".

"Exigimos que cese la criminalización y se libere a las mujeres víctimas de esta política de persecución", concluyó.

Sospechosas por ley

De acuerdo con la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, actualmente son 16 mujeres las que se encuentran encarceladas en el país centroamericano por supuestamente abortar. En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.