Mundo

General chavista se entregó tras ser acusado de narcotráfico

General chavista se entregó tras ser acusado de narcotráfico
Clíver Alcalá Cordones, quien residía en Barranquilla.

EFE COLOMBIA

El exmilitar venezolano Clíver Alcalá Cordones, quien residía en Barranquilla desde hace varios años, se entregó el viernes a la Dirección Nacional de Inteligencia de Colombia. El señalado pidió que mediaran su entrega voluntaria a la justicia de Estados Unidos, según lo confirmó en canal internacional NTN24.

El informativo también asegura que el militar estuvo en el hangar de la DEA en Bogotá a la espera de su extradición hacia Estados Unidos.

Agencias internacionales como Reuters también aseguraron que su entrega se dio a la Dirección de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y renunció a su extradición luego de aceptar colaborar con los fiscales".

En proceso

Ahora está en curso su traslado a Estados Unidos, luego de que ese país lo acusara a él, junto al presidente Nicolás Maduro y más de una decena de sus colaboradores, de estar involucrado en narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

Antes de entregarse, el fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, anunció que inició los trámites para solicitar a la Justicia de Colombia la extradición del exmilitar chavista pues le acusan en su país de planear un golpe de Estado contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

"Haremos los trámites pertinentes, a partir del día de ayer comenzamos, para solicitar la extradición de Alcalá Cordones", dijo Saab en declaraciones que transmitió la televisión estatal VTV.

Antiguo colaborador del chavismo

Venezuela vincula a Alcalá Cordones, un antiguo colaborador de Hugo Chávez que se distanció de Maduro, de liderar un plan para deponer al mandatario y asesinar a las principales figuras del chavismo, que gobierna el país desde 1999.

Saab también anunció que un tribunal venezolano emitió una orden de captura contra Alcalá Cordones y otros involucrados en el presunto plan golpista por los delitos de traición a la patria, tráfico ilícito de armas de guerra, terrorismo, intento de magnicidio y asociación para delinquir.

El hombre, según fuentes oficiales, vivía hace dos años en Barranquilla y este 26 de marzo se declaró sorprendido por estar dentro del cartel de recompensas porque, según él, estaba planeando un golpe de Estado contra Nicolás Maduro con armamento que fue incautado por la Policía en la vía Barranquilla-Santa Marta.

El arsenal incautado constaba de 26 fusiles de asalto sin marca ni serie, calibre 556, de fabricación americana, AR-15, junto a otros elementos de guerra.