Mundo

En video: así fue el aterrizaje de emergencia de un avión en Madrid

En video: así fue el aterrizaje de emergencia de un avión en Madrid

Después de permanecer casi 5 horas sobrevolando Madrid y áreas cercanas, el vuelo AC837, de Air Canadá, tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto Barajas, de la capital española.

El vuelo cubriría la ruta Madrid – Toronto, pero una falla en uno de sus motores, reportada minutos después de su despeje, le impidió salir del espacio aéreo del país europeo. Además, se le reventó uno de las ruedas del tren de aterrizaje, en la parte izquierda.

“Por esto, tuvo que volar en círculos para quemar carburante y aligerar su peso, antes del aterrizaje”, informó la compañía a la agencia de noticias AFP.

En el avión, un Boeing 767-300, iban 130 pasajeros, más la tripulación. Varios de ellos realizaron videos de cómo se vivió la emergencia desde adentro.

(Si nos ve desde la APP, vea el video aquí).

Medios españoles como ‘El País’ y ‘El Mundo’ tuvieron acceso a los archivos y los han reproducido.

En uno de ellos se ve un caza F-18, del Ejército español, que se acercó al avión para verificar el estado del tren de aterrizaje.

(Si nos ve desde la APP, vea el video aquí).

En otros, se escuchan los aplausos y pitidos que los pasajeros le regalan a la tripulación, tras llegar, a salvo, a Barajas.

(Si nos ve desde la APP, vea el video aquí).

Uno más, reproduce la conversación que el capitán del avión tuvo con la torre de control del aeropuerto. En él, explica la acción que llevarán a cabo antes de tocar tierra.

“(…) Como les habíamos dicho, vamos a aterrizar en el aeropuerto de Barajas. Pero como les habíamos explicado, tenemos los tanques llenos de combustible (...) Todo está bajo control”, se escucha.

(Si nos ve desde la APP, escuche la grabación aquí).

Una vez el avión aterrizó, el gobierno español, en cabeza del Ministerio de Transporte, señaló que abrirá una investigación para esclarecer todo lo ocurrido.

(Si nos ve desde la APP, vea el video aquí).

La agencia Efe contó que todos las personas que estaban en el vehículo salieron ilesos y nadie tuvo que ser atendido, ni siquiera por problemas de ansiedad.

Algunos de los pasajeros, asimismo, dejaron claro que siempre estuvieron tranquilos y que recibían reportes periódicos de la tripulación en los que daban partes de calma.

Tendencias