Mundo

En Ucrania, agreden a repatriados de China por miedo al coronavirus

En Ucrania, agreden a repatriados de China por miedo al coronavirus

Este jueves, 72 evacuados de China llegaron a Ucrania, repatriados tras la epidemia de coronavirus en el país asiático. Los ciudadanos, 27 de ellos extranjeros y la mayoría de estos latinoamericanos, llegarían a un centro médico de la Guardia Nacional ubicado en "Novye Sanzhari" en el centro del país. 

Pero ante el temor de que el virus se propague en su región, grupos de vecinos de la zona intentaron impedir su ingreso con barricadas y pedradas a los autobuses donde venían las personas. 

(Le puede interesar: Coronavirus mató a médico que se iba a casar antes de la cuarentena)

Tras la situación de caos que se vivió en la zona, el primer ministro de Ucrania, Alexéi Goncharuk, anunció este viernes que la Guardia Nacional reforzará la seguridad de los evacuados de la ciudad china de Wuhan.

Un total de 300 guardias nacionales velarán por la seguridad de las 72 personas. Tras la protesta, "nueve policías y un civil tuvieron que recibir atención médica", dijo el jefe de la Policía Nacional de Ucrania, Ígor Klimenko, en un comunicado publicado en la página web del Ministerio del Interior.

(Lea también: Rusia prohíbe la entrada de ciudadanos chinos a causa del coronavirus)

Además, cinco agentes se encuentran hospitalizados aún a la espera de un examen médico más detallado. Durante los disturbios, 24 personas fueron detenidas, de los que 23 fueron puestos en libertad, indicó la institución. "La situación en Novye Sanzhari está actualmente tranquila", señaló el Ministerio. 

(Le puede interesar: La grave situación de los médicos que atienden el coronavirus en Wuhan)

El presidente de Ucrania, Vladimir Zelensky, criticó este viernes la violenta reacción al afirmar que "a menudo decimos que Ucrania es Europa. Entonces, ayer en algunos episodios parecía que éramos Europa en la Edad Media".

Con el fin de tranquilizar a los habitantes de Novye Sanzhari, en cuyas afueras se encuentra el centro médico de la Guardia Nacional, la ministra de Sanidad, Zoriana Skalétskaya, decidió sumarse a la cuarentena de los evacuados.

"Pasaré con ellos los próximos 14 días en la mismas instalaciones, en las mismas condiciones. Confío en que mi presencia calmará a la gente de Novye Sanzhri y de otros lugares del país", escribió Skalétskaya en Facebook.

Esta añadió que le había impactado "el pánico y el rechazo, la negatividad y las agresiones" hacia los evacuados. "Estas personas son nuestros compatriotas. Vivimos en un mismo país y debemos cuidar nuestra salud", agregó.

Estas personas son nuestros compatriotas. Vivimos en un mismo país y debemos cuidar nuestra salud

El primer ministro, que tuvo que trasladarse a la región, al igual que el ministro del Interior, Arsén Ávakov, a fin de tranquilizar a la población, subrayó que todos los evacuados fueron sometidos a controles médicos y ninguno de ellos presenta síntomas de enfermedades respiratorias.

"Hemos hablado con la gente que se encuentra en el centro médico. Aquí tienen todo lo que necesitan (...). El Gobierno controla totalmente la situación", enfatizó.

Junto con los 72 evacuados se encuentran los tres médicos que los acompañaron en el vuelo desde Wuhan, donde estalló el brote de COVID-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus y que ha causado en China más de 2.140 muertes.

La llegada de los evacuados suscitó en Ucrania temores de que el coronavirus se expanda al país, miedo que fue alentado por noticias falsas, como una supuesta comunicación del Ministerio de Sanidad en la que se afirmaba que había cinco casos de COVID-19 en el país.

La comunicación falsa fue enviada por correo electrónico a todos los contactos de ministerio y su origen fue establecido fuera del país, según el Servicio de Seguridad de
Ucrania (SBU).