Mundo

El suministro constante de cerveza podría ser el secreto de una sociedad estable

El suministro constante de cerveza podría ser el secreto de una sociedad estable
Los autores del estudio argumentan que este suministro constante de cerveza podría haber ayudado a mantener estable la sociedad Wari en Perú.

COLPRENSA MADRID (Europa Press)

Hace mil años, el imperio Wari se extendía por todo Perú. En su apogeo, cubría un área del tamaño de la costa este de Estados Unidos, desde la ciudad de Nueva York hasta Jacksonville. Duró 500 años, desde el 600 hasta el 1100 dC, antes de dar lugar al Inca, lo cual es mucho tiempo para que un imperio permanezca intacto, y los arqueólogos están estudiando los restos de la cultura Wari para ver qué la mantenía activa. Un estudio ha encontrado un factor importante que podría haber ayudado: un suministro constante de cerveza.

"Este estudio nos ayuda a comprender cómo la cerveza alimenta la creación de organizaciones políticas complejas", subraya Ryan Williams, conservador asociado y jefe de Antropología en el Museo Field y el autor principal del nuevo estudio en 'Sustainability'. "Pudimos aplicar nuevas tecnologías para capturar información sobre cómo se producía la cerveza antigua y qué significaba para las sociedades en el pasado", añade.

Hace casi veinte años, Williams, Nash y su equipo descubrieron una antigua fábrica de cerveza Wari en Cerro Baúl, en las montañas del sur de Perú. "Era como una cervecería en algunos aspectos. Era una casa de producción, pero las cervecerías y las tabernas estarían justo al lado", explica Williams. Y dado que la cerveza que elaboraban, una bebida ligera y ácida llamada chicha, solo servía durante aproximadamente una semana después de su elaboración, no se enviaba fuera del sitio, la gente tenía que venir a los festivales del Cerro Baúl para beberla.

Estos festivales eran importantes para la sociedad Wari: asistían entre una y doscientas élites políticas locales y bebían chicha de recipientes de cerámica de tres pies de altura decorados para parecerse a dioses y líderes Wari. "La gente habría venido a este sitio, en estos momentos festivos, para recrear y reafirmar su afiliación con estos señores Wari y tal vez traer tributo y lealtad al Estado Wari", dice Williams. En resumen, la cerveza ayudó a mantener unido el imperio.

Para aprender más sobre el papel tan importante que la cerveza jugó en la sociedad Wari, Williams y sus coautores Donna Nash ('Field Museum' y 'University of North Carolina Greensboro', Estados Unidos), Josh Henkin ('Field Museum' y 'University of Illinois' en Chicago, Estados Unidos) y Ruth Ann Armitage ('Eastern Michigan University', Estados Unidos) analizaron piezas de recipientes de cerveza de cerámica del Cerro Baúl.

Chicha, cerveza peruana del Imperio Wari 

Utilizaron varias técnicas, incluida una que involucraba disparar un láser a un fragmento de un recipiente de cerveza para eliminar un poco de material y luego calentar el polvo a la temperatura de la superficie del sol para descomponer las moléculas que lo componen. Desde allí, los investigadores pudieron decir qué elementos atómicos forman la muestra y cuántos: información que les dijo a los científicos exactamente de dónde provenía la arcilla y de qué estaba hecha la cerveza.

"Lo bueno de este estudio es que estamos llegando al nivel atómico. Estamos contando los átomos en los poros de la cerámica o tratando de reconstruir y contar las masas de moléculas que estaban en la bebida original desde hace mil años. Eso se incrustó en los espacios vacíos entre los granos de arcilla de las vasijas de cerámica, y eso es lo que nos aporta nueva información sobre la composición de la cerveza y el lugar donde se produjeron las vasijas de cerámica -detalla Williams--. Es realmente nueva información a nivel molecular la que está dando a los arqueólogos esta nueva perspectiva del pasado".

Para verificar que los ingredientes de la chicha pudieran transferirse a los recipientes de elaboración de cerveza, los investigadores trabajaron con cerveceros peruanos para recrear el proceso de elaboración de la cerveza. "Hacer chicha es un proceso complicado que requiere experiencia y pericia. Los experimentos nos enseñaron mucho sobre cómo se vería hacer chicha en las ruinas de un edificio y cuánto trabajo y tiempo pasó en el proceso", dice Donna Nash, conservadora adjunta en el 'Field Museum' y profesora de la Universidad de North Carolina Greensboro, quien dirigió la recreación de la cerveza.

El 'Field Museum' y el 'Off Color Brewing' de Chicago lanzaron una cerveza basada en el trabajo de Nash, una cerveza de color rosa con infusiones de bayas de pimienta, llamada Wari Ale; que se relanza en las tiendas y bares del área de Chicago en junio.

Al observar la composición química de los restos de cerveza dejados en los recipientes y la composición química de los propios recipientes de arcilla, el equipo encontró dos cosas importantes. Una es que los recipientes estaban hechos de arcilla que venía de cerca, y la segunda es que la cerveza estaba hecha de bayas de pimienta, un ingrediente que puede crecer incluso durante una sequía. Ambas cosas ayudarían a lograr un suministro constante de cerveza, incluso si una sequía dificultara el cultivo de otros ingredientes de chicha, como el maíz, o si los cambios en el comercio dificultaran la obtención de arcilla de muy lejos, los recipientes de chicha de baya de pimienta todavía estará disponible.

Mantenimiento estable de la sociedad

Los autores del estudio argumentan que este suministro constante de cerveza podría haber ayudado a mantener estable la sociedad Wari. El imperio Wari era enorme y estaba formado por diferentes grupos de personas de todo el Perú. "Creemos que estas instituciones para elaborar cerveza y luego servir la cerveza realmente formaron una unidad entre estas poblaciones y mantuvieron a la gente unida", dice Williams.

Las implicaciones del estudio sobre cómo la identidad compartida y las prácticas culturales ayudan a estabilizar las sociedades son cada vez más relevantes hoy en día. "Esta investigación es importante porque nos ayuda a entender cómo las instituciones crean los vínculos que unen a personas de grupos muy diversos y con antecedentes muy diferentes", dice Williams.

"Sin ellos, las grandes entidades políticas comienzan a fragmentarse y dividirse en cosas mucho más pequeñas. El Brexit es un ejemplo de esta fragmentación en la Unión Europea actual. Necesitamos entender las construcciones sociales que sustentan estas características unificadoras si queremos poder mantener la unidad política en la sociedad", plantea.