Mundo

Cristina de Kirchner se sienta en el banquillo de los acusados

Cristina de Kirchner se sienta en el banquillo de los acusados

La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) se sentará este martes por primera vez en el banquillo de los acusados en el juicio por la causa Vialidad, en la que se la acusa de presunta corrupción a la hora de adjudicar contratos de obras públicas durante su mandato.

La senadora acudirá a los tribunales de Comodoro Py, en Buenos Aires, para escuchar la acusación de un caso en el que también se juzgará al empresario Lázaro Báez, uno de los principales beneficiarios por la concesión de obras públicas durante el kirchnerismo y que permanece en prisión preventiva desde 2016, acusado de lavado de dinero.

El caso afecta también a, entre otros, el exministro de Planificación Federal Julio de Vido y el exsecretario de Obras Públicas José López, ambos ya en prisión por otras investigaciones.

Al frente del juicio estarán los magistrados Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Luciano Gorini y Andrés Fabián Basso.

Esta será la primera causa por la que deberá responder como acusada la expresidenta y actual senadora, quien está involucrada en una decena de procesos que derivaron en cinco órdenes de detención, las cuales no llegaron a hacerse efectivas por los fueros de los que goza.

Fernández siempre se proclamó inocente en todas las causas por las que se la investiga, aunque esta visión no es compartida por alguna de la figuras que formaron parte de su círculo de confianza, como su excontable Víctor Manzanares, quien pidió “que se haga justicia”. “Entiendo que es un momento necesario para la república. Ojalá se haga justicia, ojalá demos señales para nuestra futura generación”, declaró ante la prensa el tesorero arrepentido, quien recalcó que la forma de justicia que desea es que se apliquen “las condenas, no hay otra”.

Manzanares estuvo en prisión hasta el viernes pasado debido a una causa en la que se investiga la supuesta conformación de una asociación ilícita para lavar dinero a través de una empresa de Fernández y sus hijos.

Por la vicepresidencia

La viuda de Néstor Kirchner iniciará el proceso oral tres días después de anunciar su candidatura a vicepresidenta para las elecciones presidenciales de este año, a las que acudirá como número dos en la fórmula que encabeza el exjefe de gabinetes kirchneristas Alberto Fernández, quien estará también presente en el juicio como testigo.

Esta vista arrancará tras una semana cargada de polémica después de que la Corte Suprema de Justicia solicitó revisar la documentación del caso debido a los recursos presentados por los acusados, una medida que puso en duda que se mantuviera la fecha prevista para el inicio.

Finalmente, el Supremo se pronunció el jueves pasado mediante un comunicado en el que afirmaba que “el pedido de autos solicitados por esta Corte no suspende el juicio oral en trámite” y, por tanto, la vista oral dará comienzo este martes.

“La medida es al solo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta a dicho tribunal, en tiempo oportuno”, agregó el escrito.

Entiendo que es un momento necesario para la república. Ojalá se haga justicia, ojalá demos señales para nuestra futura generación.

Por su parte, Báez y otros de los acusados interpusieron recursos para retrasar el juicio, pero el Tribunal Oral Federal 2, encargado de la causa, las desestimó y ratificó la fecha ya estipulada. El juicio ya tenía que haber empezado el 26 de febrero, pero se postergó para el 21 de mayo por problemas de salud de uno de los jueces que integraban el tribunal, que finalmente falleció en marzo.La causa guarda semejanzas con otras que afectan también a Fernández y Báez, y en las que se investiga si se usaron dos sociedades inmobiliarias de los Kirchner para recibir, mediante arrendamientos de propiedades, transferencias millonarias de parte de empresarios como Báez, que a su vez habría recibido adjudicaciones de obras con sobreprecios.