Mundo

Bolivia gira a la derecha en sus relaciones

Bolivia gira a la derecha en sus relaciones
Anuncia rompimiento de relaciones con Venezuela y se retira de la Alba. Cuba retira a su personal médico de ese país. Cambios.

Efe La Paz

El Gobierno interino boliviano anunció la ruptura de relaciones con el Ejecutivo de Nicolás Maduro, al denunciar que venezolanos vinculados con la embajada de ese país en La Paz estaban atentando contra la seguridad interna en Bolivia.

También confirmó que se decidió la salida del país de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y se analiza también el retiro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, declaró a los medios en La Paz que al haberse producido un cambio de Gobierno en el país, el actual Ejecutivo será consecuente con los principios democráticos, de respeto a los derechos humanos y la carta democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Nosotros reconocemos una Venezuela democrática, con mayor razón ahora que constatamos que venezolanos vinculados a la Embajada de Venezuela incurrieron en actos reñidos con la ley y atentaron contra la seguridad interna de Bolivia", agregó.

Plazos

Longaric también anunció que, con base en las pruebas que le pasará el Ministerio de Gobierno sobre estos hechos, la Cancillería boliviana le dará el plazo correspondiente a todo el personal de la Embajada de Venezuela para que abandone el país por involucrarse en asuntos internos del Estado.

Según Longaric, existen pruebas contundentes que demuestran que estos venezolanos estuvieron involucrados en los movimientos de la semana pasada en el país y los hallaron en posesión de armas de fuego y uniformes, entre otros.

Longaric dijo: "Ya no somos parte del tratado del Alba. Y analizamos la desvinculación del tratado de Unasur. En los hechos Unasur ya no existe, prácticamente todos los países miembros del Grupo de Lima abandonaron Unasur y quedan cuatro Estados que serían los que están sustentando económicamente a un organismo que no existe".

En el organismo quedaron activos Uruguay, Guayana, Surinam y Venezuela.

Bolivia está sumida en una crisis tras los comicios del 20 de octubre, con protestas que inicialmente fueron en contra de Evo Morales por denuncias de fraude para lograr su reelección para un cuarto mandato consecutivo.

Morales renunció a la Presidencia el pasado domingo y se fue al día siguiente en condición de asilado a México, desatando desde entonces las protestas de sus seguidores.

Las protestas ya han dejado al menos 13 muertos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes, según datos oficiales.

Cuba se lleve a sus médicos

El Gobierno cubano anunció la salida inmediata por razones de seguridad de sus profesionales destinados en Bolivia, la mayoría personal médico, y exigió la liberación de cuatro de ellos detenidos hace dos días acusados de financiar las protestas en el país andino.

En Bolivia, que con la llegada de Evo Morales al poder se convirtió en un aliado de Cuba en la región, estaban destinados algo unos 700 cubanos, en su mayoría prestando servicios médicos.

El Gobierno de Maduro calificó de golpe de Estado la renuncia de Evo Morales a la Presidencia boliviana y rechazó lo que consideró como una autoproclamación de la senadora opositora Jeanine Áñez para asumir la Presidencia interina del país.