Mundo

Bachelet anuncia presencia permanente de ONU en Caracas

Bachelet anuncia presencia permanente de ONU en Caracas

Este viernes, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, entregó su balance tras la visita de tres días que realizó a Venezuela para evaluar la crisis humanitaria que atraviesa ese país.

Su visita  concluyó tras una reunión con el mandatario Nicolás Maduro, quien la recibió anoche en el palacio de Miraflores. Tras el encuentro, y antes de partir del país, la funcionaria de la ONU leyó una breve declaración en la que anunció un acuerdo con el gobierno de Maduro para crear una comisión permanente de su oficina en Caracas, integrada por dos funcionarios, “para prestar asistencia y asesoría técnica, pero también para seguir monitoreando la situación”. Según ella, el régimen se comprometió también a garantizarles acceso pleno a todos los centros de detención.

"Es un acuerdo con el Gobierno para que tengamos una oficina permanente aquí. Trabajaremos para tener un lugar de mayor peso, pero ya tenemos dos personas que se van a quedar trabajando, quienes van a monitorear la situación de los Derechos Humanos", dijo Bachelet.

Según ella, esto les permitirá observar cómo evoluciona la situación en esa materia y, así, "tener una interlocución con las partes si hay una situación que corregir o denunciar".

La expresidente chilena mencionó que a su equipo se les permitirá el acceso a los centros de detención para "monitorear las condiciones" de quienes están privados de la libertad.

Además, aseguró que tiene un "compromiso expreso" con Nicolás Maduro para llevar a cabo una evaluación de la Comisión Nacional para la Prevención de la Tortura y para "determinar los principales obstáculos en el acceso a la justicia en el país".

Y agregó: "Fue rotundamente doloroso escuchar el anhelos de las víctimas y sus familiares por obtener justicia ante las graves violaciones de Derechos Humanos".

De hecho, Bachelet en la rueda de prensa ante los medios de comunicación dijo que escuchó de viva voz los testimonios de familiares quienes le relataron cómo sus seres queridos fueron torturados y asesinados. "Sus historias son desgarradoras y muestran la desconfianza que tienen en las autoridades estatales", explicó.

La Alta Comisionada también se refirió a la crisis humanitaria que actualmente viven miles de venezolanos. "En Venezuela se ha deteriorado de forma extraordinaria, incluyendo el derecho a la alimentación, el agua, la salud, la educación y otros derechos económicos y sociales".

Y agregó: "La situación sanitaria sigue siendo extremadamente crítica a causa de múltiples factores, la escasez de medicinas y equipamientos, el éxodo de los profesionales de salud, el deterioro de la calidad del agua y del saneamiento, y los apagones eléctricos".

Michelle Bachelet también expresó que le preocupa las sanciones impuestas este año por Estados Unidos sobre las exportaciones de petróleo y comercio de oro "están exacerbando y agravando la preexistente crisis económica".

Periodistas que asistieron a la rueda de prensa le preguntaron a la Alta Comisionada cuándo iba a volver a Venezuela, a lo que respondió que no sabía. "Nosotros vamos a seguir trabajando en lo que antes hacíamos desde Panamá, desde Ginebra, donde mirábamos la situación de los Derechos Humanos", agregó. 

Finalmente, dijo que el informe definitivo será presentado el próximo 5 de julio, en Ginebra.

Entre tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que se compromete a asumir con "seriedad" las recomendaciones de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, con quien se reunió este viernes en Caracas, según reporta la agencia AFP. 

"Va a haber criterios diferentes, siempre los hay en todos los países, pero le he dicho que puede contar conmigo, como presidente, para tomar con toda la seriedad sus sugerencias, sus recomendaciones y sus propuestas", señaló Maduro tras despedir a
Bachelet en el palacio presidencial de Miraflores.

REDACCIÓN APP