Mundo

Anciana asistió a su esposo en eutanasia y fue acusada de homicidio

Anciana asistió a su esposo en eutanasia y fue acusada de homicidio

Una foto de dos adultos mayores en un par de camas hospitalarias está dándole la vuelta al mundo.

¿La razón? Es la ‘prueba’ con la que la familia Eccleston quiere demostrar que Mavis, la madre, no es ninguna asesina y que si asistió a su esposo, Dennis, en una eutanasia, fue por amor.

La historia

En 1958, Dennis y Mavis Eccleston se casaron en Inglaterra. Tuvieron una vida prospera y feliz, y fueron padres de tres hijos, dos mujeres y un hombre: Kevin, Joy y Lynne.

La felicidad y la tranquilidad de los Eccleston se tambalearon cuando, en 2015, a Dennis le diagnosticaron cáncer de intestino.

“Él le dijo a Mavis que tenía la intención de terminar con su vida en lugar de sobrevivir a su deteriorada enfermedad”, informó el diario británico The Sun.

Tres años más tarde, en 2018, año en el que la pareja cumplía 60 años juntos, Mavis tomó la decisión de ayudar a Dennis a que “dejara de sufrir” y le tendió su mano para que dejara este mundo.

El plan, sin embargo, también contemplaba que ella muriera: ambos se tomarían un ‘coctel de drogas’ y morirían.

En febrero del año pasado se llevó a cabo lo ideado. Dennis fue el primero en tomarse el veneno y fue arropado por su esposa, quien bebió el mismo brebaje y se acostó en una cama contigua.

Horas más tarde, y sin saber el porqué, Mavis despertó. A su lado estaba su pareja, quien falleció después de 20 minutos de haberse tomado el coctel.

“Cuando vi a las enfermeras a mi alrededor, cuando me di cuenta de que no había muerto, me sentí muy molesta", contó ella, en declaraciones que recogió The Sun.

Pero más desconcertada estuvo al día siguiente, cuando fue arrestada. Y mucho más en abril del 2019, cuando, oficialmente, la acusaron de asesinato.

Familia Eccleston

Dennis y Mavis Eccleston (centro), junto con Kevin, Joy y Lynne, sus hijos.

El lío judicial

La acusación formal derivó en un juicio, que duró tres semanas y se realizó en septiembre pasado.

El veredicto fue la absolución de Mavis, quien en ese momento reafirmó que no se arrepentía de haberle ayudado a su marido a morir.

“Quería estar con mi esposo. No dejarías que un animal sufriera como Dennis estaba sufriendo. No me arrepiento de lo que hice y no cambiaría lo que sucedió", dijo.

En ese momento, Sarah Wooton, líder de la organización ‘Dignity In Dying’, que promueve la legalización de la eutanasia, defendió a Mavis.

“Nuestra ley hizo que un moribundo pusiera fin a su propia vida en secreto y amenazó a su devota esposa de 60 años con cadena perpetua por actuando puramente por amor”, aseguró Wooton, según informó la cadena BBC.

Fueron recordados

La historia de los Eccleston volvió a ser noticia estos días gracias a Joy, una de sus hijas.

La mujer decidió publicar la última foto de sus padres, una que les tomaron acostados tras tomarse el veneno, para crear conciencia sobre la muerte asistida.

Familia Eccleston

Dennis y Mavis Eccleston, tras tomarse el 'cóctel de drogas' que lo dejó sin vida a él.

“¿Nuestra madre de 80 años parece un asesino?”, comentó Joy, según The Sun, al tiempo que agregó: “Mamá fue acusada de asesinato por intentar suicidarse junto con el amor de su vida porque no podía verlo sufrir. Estaba dispuesta a dar el máximo sacrificio: su propia vida”.

Consideró que Mavis no debía haber sido acusada de asesinato y, en cierta forma, agreadeció el veredicto de no culpabilidad contra su madre.

"La foto nunca fue para el escrutinio público, pero vimos la necesidad de compartirla para cambiar la mentalidad de muchos”, cerró.

Tendencias