Mundo

Acusan a policía de asesinar a un afroamericano

Acusan a policía de asesinar a un afroamericano
Este hecho desencadenó una ola de protestas en el país. Cuatro agentes fueron despedidos.

Efe Washington

El agente Derek Chauvin fue acusado de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente por la muerte del afroamericano George Floyd el pasado lunes durante su detención en Mineápolis (Minesota, EE.UU.).

Los cargos se revelaron poco después del anuncio del arresto de Chauvin, que apareció en un video grabado por transeúntes cuando Floyd fue detenido el lunes pasado, en el que se le veía con la rodilla presionando el cuello de la víctima, que se quejaba de que no podía respirar.

El fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman, explicó que su oficina no había presentado cargos hasta ahora, porque no disponía de pruebas suficientes para imputar a Chauvin.

Chauvin es uno de los cuatro agentes despedidos del cuerpo de policía de Mineápolis por su supuesto papel en la muerte del afroamericano.

Nada normal

El expresidente de EE.UU Barack Obama publicó un comunicado en el que condenaba la muerte de Floyd y aseguró que este tipo de casos "no deberían ser normales en los Estados Unidos del 2020.

“Si queremos que nuestros hijos crezcan en una nación que vive acorde con sus más altos ideales, podemos y debemos hacerlo mejor", dijo en Twitter.

Según la legislación del estado de Minesota, el asesinato en tercer grado es aquel que causa la muerte de la persona de manera no intencionada a través de un acto eminentemente peligroso y puede acarrear una pena de cárcel de no más de 25 años.

La muerte de Floyd originó una ola de protestas que se extendieron por otras partes del país.

El "no puedo respirar" de Floyd se convirtió en el grito de las protestas contra la violencia policial esta semana en EE.UU.

La muerte de Floyd tuvo lugar cuando cuatro policías, entre ellos Chauvin, concurrieron a un sitio de la ciudad donde se denunció que una persona intentó pagar con un billete falso de 20 dólares.

Que paren saqueos

El gobernador de Minesota, Tim Walz, pidió cesen los saqueos durante las protestas y prometió actuar rápido.

"Ayúdennos a emplear maneras humanitarias para que podamos restaurar la justicia en las calles con el fin de que aquellos que expresan rabia, ira y piden justicia sean escuchados, y no aquellos que tiran cocteles molotov contra los comercios", dijo.