Economía

Vuelve el matrimonio entre café y maíz

Vuelve el matrimonio entre café y maíz
El nuevo híbrido se adapta a la zona cafetera colombiana entre los 1.000 y 1.600 metros de altitud. Siembra.
Noticias relacionadas: 
Federacafé y CIMMYT presentan primer híbrido de maíz en Colombia

JUAN CARLOS LAYTON

MANIZALES

Los caficultores de Colombia le volverán a apostar al matrimonio entre café y maíz.

La Federación Nacional de Cafeteros y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) presentaron ayer el primer híbrido de maíz en Colombia (el SGBIOH2). El fin es mejorar los ingresos del sector.

El programa se presentó en un día de campo en la Estación La Catalina, en la vereda El Retiro de Pereira (Risaralda) ante 200 caficultores, con la asistencia del ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, y el gerente de la Federación de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo.

La propuesta apunta a que los productores siembren maíz en las áreas de café que deben renovar cada año para mantener sus parcelas jóvenes. La meta anual en Colombia es renovar unas 80 mil hectáreas de café.

El director de Cenicafé, Álvaro Gaitán, señaló que el trabajo se inició hace seis años, con la evaluación y búsqueda de un mejor maíz en las estaciones experimentales de Cenicafé, y con el fin de ofrecer un alimento más nutritivo.

Adicionalmente es más rentable, con rendimiento de entre 7 y hasta 10 toneladas por hectárea, y resistente a enfermedades por hongos.

Nuevo intento

El programa de café y maíz, ya se había impulsado en Colombia entre 1995 y 1996, y a partir del 2002 se presentó como un plan de diversificación y mejoramiento de ingresos.

En el 2011, Juan Camilo Restrepo, en la cartera de Agricultura, anunció el fortalecimiento de dicho programa, que tenía el nombre de "Café y maíz, un matrimonio feliz", en conjunto con el Gobierno y la Federación Nacional de Cerealistas (Fenalce). Después el programa se olvidó.

En su discurso, el gerente de la Federacafé reconoció que las productividades de antes no permitían que el negocio fuera rentable. Su justificación de que ahora sí saldrá adelante es que se trata de un producto biofortificado con zinc, y con mayor productividad. Calculó que si un cafetero maneja bien sus costos, puede recibir por hectárea una utilidad de entre $3 millones y $4 millones al año.

El énfasis en el zinc se debe a que, según la Federacafé, en el país hay deficiencia de este químico en el organismo de los colombianos de hasta un 20%, vital para el sistema de defensa (inmunitario).

Nueva estrategia

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, aseguró que harán alianzas con los industriales para garantizar que la comercialización y venta del maíz que produzcan los cafeteros.

Por ahora, se estudia la estrategia con la Federacafé para determinar cómo apoyarlos y para que adquieran esta semilla. Prometió partidas que se definirán en los próximos días, a través de un programa de Agricultura por Contrato, y una tasa de interés baja en los créditos que se otorguen a través de este esquema.

Otra meta es disminuir la importación de este cereal, deficitario en Colombia. El ministro estimó que con 40 mil hectáreas sembradas en maíz y una productividad de 7 toneladas por hectárea, unas 280 mil toneladas en total, se suplirían las importaciones anuales. La esperanza es que esta vez el matrimonio de café y maíz sí funcione.

Qué es un híbrido

Es el resultado de un cruce de dos líneas parentales y que termina con unas propiedades mucho mejores que las variedades que lo originaron. En ese orden se trata de buscar una mejor resistencia. En este tipo de plantas, no se puede sacar semilla para un nuevo lote, debido a que se pierde el vigor en la siguiente generación. Los cruces se hacen de forma normal. Su diferencia con los transgénicos es que estos son productos modificados mediante ingeniería genética, en busca de unas características puntuales, generalmente resistencia a un insecto o un herbicida.

¿Qué es el zinc y para qué sirve?

Es un elemento químico que requieren los seres vivos. Ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden al cuerpo. El cuerpo también necesita zinc para fabricar proteínas y el ADN, el material genético presente en todas las células. También favorece la cicatrización y el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato.

En cifras

* Se estima que por hectárea de café renovado se pueden sembrar 56 mil plantas de maíz. La renovación de café puede ser por zoca y por siembra. Mientras crece el café se obtendrían dos cosechas de maíz.

* El nuevo híbrido posee 28% más zinc que los maíces regulares, es tolerante a enfermedades como mancha gris y presenta grano cristalino (duro) requerido por la industria nacional.

* El consumo diario de una arepa de maíz biofortificado aportaría dos veces más zinc que las de un maíz comercial.

Opinan

* “Ojalá les podamos entregar parte de la semilla gratis a través de las cooperativas. Ojalá también den un apoyo en la fertilización, porque tienen dos bocas que alimentar, y no es la misma cantidad de fertilizantes para maíz y café”.

Roberto Vélez Vallejo, gerente Federacafé.

* “Tendremos que definir el cómo, cuándo y el qué. La idea es que firmemos un tipo de acuerdo para disponer de unos recursos para que la semilla se distribuya”.

Ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón.