Economía

Trabajo en casa acelera la transformación digital de las empresas

Trabajo en casa acelera la transformación digital de las empresas
El trabajo remoto modificó los ritmos, horarios y les exigió a las organizaciones un plan para atender esta modalidad y capacitar a sus empleados.

MIGUELORLANDO ALGUERO

MANIZALES

El trabajo en casa se convirtió en una opción prioritaria para algunas empresas. Esto como medida para que sus empleados se queden en sus hogares, no se expongan a contagios y eviten aglomeraciones.

Este cambio modificó los ritmos de trabajo y les exigió a las organizaciones un plan para atender esta modalidad de labores a través de lo digital y además capacitar a sus empleados.

Iprospect, una agencia sobre estudios de rendimiento comercial, concluyó en su reciente estudio que debido a la pandemia vendrán transformaciones para las compañías en tres componentes:

1. Tener una estrategia sólida de datos conectados.

2. Construir la infraestructura tecnológica adecuada.

3. Definir una estrategia clara de transformación de la cultura organizacional.

Retos

Nicolás Llano Naranjo, ingeniero industrial, empresario y experto en mentalidad digital, asegura que, ante este panorama, los trabajadores utilizarán más sus dispositivos (computador, celular, tableta) en sus tareas laborales. “Se usaban en proporciones normales o medianas, pero ahora se llevan al máximo. Además, no es que se estén comprando más dispositivos, sino que estamos usando más los mismos”.

Esta condición es un ahorro de costos fijos y de operación para los empleadores porque el mantenimiento y responsabilidad de uso recae sobre el trabajador.

Llano Naranjo sostiene que la pandemia aceleró la transformación digital tanto de las empresas como de sus empleados. “Es necesario que los empresarios tomen decisiones para invertir en tecnología, aprender a usar medios virtuales, mejorar las conexiones digitales y diseñar herramientas para supervisar al personal. Son nuevas oportunidades”.

Agrega que el confinamiento demostró que algunas funciones laborales o perfiles de trabajadores pueden hacerlo desde casa. “Son nuevas formas de trabajar, lo ideal es que se mezcle el trabajo en casa con encuentros presenciales de los equipos de trabajo, guardando las medidas de bioseguridad. Ahora los empresarios se ahorrarán los costos de oficinas y buscarán tendencias como los espacios coworking".

Asegura que las oficinas ya no serán como antes, incluso algunas organizaciones no las van a volver a utilizar.

Otras tareas

El experto asegura que otros retos para las empresas son la inversión en nubes para consulta y subida de información, y en ciberseguridad para garantizar que no haya fuga de datos. “Esto va acompañado de estrategias organizacionales y de talento humano para hacerle seguimiento a las tareas en línea, para eso hay que invertir en una plataforma de medición y control. Además, será el auge de actividades laborales pagas por horas, por meses o por entregables”.

La consultora empresarial en temas de tecnología Marcela López concluye que nadie tiene la verdad revelada sobre este tema porque será un proceso de adaptación en el uso de nuevas tecnologías, espacios laborales y nuevas formas de trabajo. “Cada empresa determinará cuánto invertirá en infraestructura física y software, cuántas fuerzas gastará en una cultura organizacional digital y en el bienestar de los empleados, buscando mejorar la productividad”.

Experiencias

Mario Andrés Valencia, CEO de Sigma Ingeniería, comenta que trasladó a su personal de unos 40 trabajadores para trabajar en casa. “Esto trae dificultades porque cambia el ambiente laboral, las condiciones ergonómicas y la disciplina laboral. El trabajo en casa ha traído excesos de reuniones virtuales y del horario, es complejo”.

El reto, dice, es lograr que la gestión de productividad no llegue a la híperproductividad. “Por eso, se deben contralar las tareas y actividades con herramientas remotas. También implica la autogestión del empleado en cumplir los objetivos. Por su parte la empresa deben invertir en tecnología, seguridad y procesos de cara a una productividad sana y no atropellada en casa con autogestión y responsabilidad.

Andrea Rivas Gómez, gerente general de Riduco, dice que ha sido una experiencia de adaptación de las conexiones de los trabajadores a la central del sistema de la empresa. “Hemos tenido dificultad para hacer seguimiento a tareas. Además, los tiempos del trabajo en casa son más lentos porque el ritmo no funciona como en la oficina, incluso algunos van a la empresa porque tienen que buscar papelería”.

Agrega que estas nuevas condiciones son un reto para modificar las formas en que se labora, cómo se planea e inversión en infraestructura tecnológica. “Sigue siendo complejo porque no se logran rendimientos como pasaba con el trabajo presencial, lo únicos que pueden son el personal de planta de producción. Otros retos son las conexiones en línea y los programas para teleconferencias internas y con clientes”.

Los peros

Marcela López, consultora empresarial en tecnología, sostiene que hay organizaciones que estudian la posibilidad de acudir al teletrabajo como forma de trabajo porque sus condiciones se lo permiten, pero se enfrentan a cinco peros:

1. Costo en suministro de nuevo equipos.

2. Aspectos jurídicos en contratación.

3. Dificultades en el control de riesgos laborales.

4. Proceso en cambio de cultura organizacional.

5. Herramientas de control para medir el trabajo y la productividad.

Agrega que es necesario que el empresario decida si lo que venía practicando con sus empleados en el trabajo en casa pasaría a ser teletrabajo, ya que esto modificará tiempos y formas de labores, el tipo de contrato, la infraestructura tecnológica e invertir en ciberseguridad.

Diferencia entre teletrabajo y trabajo en casa

*El trabajo en casa sucede cuando el empleador autoriza al empleado trabajar desde su casa por una situación ocasional, temporal y excepcional. De existir un mutuo acuerdo.

*El teletrabajo es una forma de organización laboral con soporte de tecnologías de la información y la comunicación para el contacto entre trabajador y empresa, sin requerir la presencia física en el lugar de la empresa.