Economía

Siguen las críticas por el lento recorte en las tasas de interés

Siguen las críticas por el lento recorte en las tasas de interés

Desde que el Gobierno y el sistema financiero delinearon en marzo un plan para evitar que los deudores afectados por la crisis causada por la pandemia de coronavirus dejaran de pagar sus créditos, muchos coincidieron en que el Emisor y la banca deberían bajar los intereses.(Le puede interesar: 'La baja en tasas de interés aún no toca a créditos hipotecarios')

Hasta ahora, el Banco de la República ha recortado seis veces el costo de su instrumento de intervención en un total de dos puntos porcentuales para estimular a la economía, pero muchos se quejan de que las tasas de las entidades todavía no asumen esas bajas.

Analistas explican que la transmisión de la política del banco central tarda hasta 18 meses en reflejarse en disminución del costo del crédito y que un elemento clave es la percepción de riesgo sobre personas y empresas en problemas, y a las que no les prestan por no tener capacidad de pago.

(Además: 'Por cada peso que retire de su fondo hoy, su pensión perdería más de 12 pesos')

Para Asobancaria, en lo que va de pandemia los créditos del segmento comercial “son los que han evidenciado una mayor reducción en el interés, especialmente las asociadas a los preferenciales y ordinarios”.

El gremio dice que también han bajado las de tarjetas de crédito empresarial, microcrédito y las asociadas a vivienda, aunque las tarjetas de crédito de consumo, para personas naturales, han seguido estables.

En este sentido, Asobancaria indica que “conforme la percepción de riesgo disminuya para la mayoría de los sectores económicos, se garantizará una transmisión más pronta de la política monetaria hacia las tasas de interés del mercado”.

Los comerciantes se quejan

Pero Fenalco, el gremio de los comerciantes, reseñaba en días pasados en la Bitácora Económica su queja por las altas tasas, pues “el crédito de consumo se ha encarecido notoriamente, como quiera que los intereses reales por compras con tarjetas de crédito hoy superan el 25 por ciento efectivo anual”.

Para el analista financiero y académico Juan Camilo Santana, en los créditos preferenciales y de Tesorería, es decir, para clientes empresariales, sí hay una reducción apreciable de las tasas, pero en microcrédito incluso se ve que el costo del préstamo está subiendo, “pues en la medida que los bancos perciban un mayor riesgo, suben sus tasas”, y señala que a nivel del hogar y de personas de bajos ingresos, todavía no han sentido los recortes del Emisor.

PORTAFOLIO