Economía

¿Si no revive Ley de Financiamiento, quiénes dejarían de tributar más?

¿Si no revive Ley de Financiamiento, quiénes dejarían de tributar más?

Con la declaratoria de inexequibilidad de la Ley de Financiamiento, fallada este miércoles por la Corte Constitucional, si el Gobierno no tiene éxito en lograr que esta carta de navegación tributaria se reviva en el Congreso y esté aprobada de forma correcta antes del 31 de diciembre, como lo señaló el alto tribunal, a partir del 2020 quedarían sin piso cambios relevantes que pusieron a pagar más impuestos a los más ricos, al igual que los estímulos fiscales a las empresas, entre ellos a las iniciativas empresariales de la llamada economía naranja.

Lo que beneficiaría a los más ricos
  1. Impuesto al patrimonio.  Si no se revive la ley, desaparecería el impuesto extraordinario al patrimonio del 1 por ciento para quienes tienen un patrimonio líquido superior a 5.000 millones de pesos.
  2. Impuesto a dividendos. También dejaría de existir el aumento al impuesto a los dividendos que reciban las firmas sin domicilio en Colombia, que pasó al 7,5 por ciento para las ganancias logradas en el 2019, y cuya tarifa para el 2017 y el 2018 fue del 5 por ciento.
  3. Sobretasa a bancos. En la ley de financiamiento se aprobó que debían pagar una sobretasa del 4 % en el impuesto de renta en el 2020 y del 3 por ciento para el 2020 y el 2021.
  4. IVA plurifásico a gaseosas y cervezas. También quedaría sin piso un recaudo anual de unos 910.000 millones de pesos por el IVA plurifásico a las cervezas y gaseosas a cargo de proveedores, mayoristas, distribuidores y comerciantes que vendan más de 2.400 millones de pesos al año (unos 233,3 millones de pesos al mes).
  5. Impuesto a viviendas de lujo. Si la norma no continúa en el 2020, se quitaría un impuesto al consumo del 2 por ciento a la venta de inmuebles nuevos o usados con valor superior a 26.800 Unidades de Valor Tributario (UVT), que equivalen a 918,4 millones de pesos en el 2019.
  6. Cárcel a evasores. Tras 25 años de intentos, esta penalización, que fue uno de los principales logros de la ley, quedaría sin piso jurídico. Según la Dian, en el impuesto de renta el índice de evasión baja desde 37,8 por ciento en 2017 al 33,5 por ciento en el 2018.
Los que pierden

Fundamentalmente es el sector empresarial, de todos los tamaños incluyendo a los emprendedores, el que pierde si el Gobierno no logra revivir la ley de financiamiento en el Congreso, volviéndola a tramitar en máximo dos meses y medio.

  1. Exención de IVA a bienes de capital. Quedaría sin sustento legal la posibilidad abierta este año de que, cuando se adquieran o construyan bienes de capital (que participa sirve para producir bienes y servicios), la totalidad del IVA pagado puede tratarse como un descuento al impuesto de renta, tratamiento que se les da solamente a quienes sí sean responsables del IVA.
  2. Economía naranja. Según cifras del Ministerio de Cultura, unas 40.000 empresas de las industrias creativas y de base tecnológica existentes, más las que se creen hasta el 2021, no tendrían la exención por 7 años del impuesto de renta, aplicable para las que vendan al año menos de 80.000 UVT, es decir, unos 2.700 millones de pesos al año.
  3. Empresarios y trabajadores. Una reducción en las tarifas del impuesto de renta como estímulo para impulsar el crecimiento y la generación de empleo (el desempleo está en el nivel más alto en cuatro años), también se perdería. La ley de financiamiento estableció una reducción progresiva en su tarifa, pasando del 33 % para el año gravable 2019, al 32% para el 2020, al 31% para el 2021, y del 30% a partir de 2022.
  4. El régimen simple. Este mecanismo, que les facilita a los propietarios de pequeños negocios cumplir sus obligaciones fiscales y de seguridad social, también se acabaría. La Dian ya tiene unas 8.500 personas inscritas, de las cuales 3.500 nunca habían declarado, frente a una meta de 2.500. El nuevo objetivo del año era inscribir 20.000 en este primer año de transición.
  5. Emprendimientos agropecuarios. Sin ley de financiamiento los emprendedores del sector agropecuario quedarían sin una exención de 10 años en el impuesto de renta, cuyas condiciones son muy parecidas a las de la economía naranja, pero en estos proyectos deben generar mínimo 10 empleos e invertir más de 25.000 UVT (856,7 millones de pesos en el 2019.

Tras el fallo de la Corte Constitucional, Daniel Vásquez Franco, presidente de Fedelonjas, instó al Gobierno y al Congreso para tramitar con urgencia un nuevo proyecto de ley que permita seguir reactivando la economía, ya que “no tener un marco jurídico claro genera inestabilidad entre los inversionistas, lo que frena el crecimiento y el empleo”.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS -