Economía

¿Por qué se disparó la bancarización en Colombia?

¿Por qué se disparó la bancarización en Colombia?

En los primeros seis meses del 2020, más de 1,6 millones de adultos ingresaran por primera vez al sistema financiero, a través de la apertura de un producto de ahorro o de crédito, los cuales, además, están utilizando con más frecuencia. Gracias a esto, Colombia cumplió la meta de tener el 85 por ciento de su población adulta bancarizada, dos años antes de lo previsto.

Freddy Castro, director del programa estatal Banca de Oportunidades, señaló que hasta junio de este año, 31 millones de colombianos estaban bancarizados. ¿Qué factores explican este fuerte crecimiento?   (Le puede interesar: Cuáles son los sectores para los que el subsidio a la nómina subió al 50 por ciento')

El principal factor fueron, sin duda, las restricciones generadas por la pandemia del covid-19. Esta coyuntura, que trajo cuarentenas al país desde finales de marzo, dinamizó el proceso de inclusión financiera.

De acuerdo con Banca de Oportunidades, para el primer semestre de este año, 25,8 millones de colombianos tenían productos bancarios activos. De hecho, se estima que unos 2,3 millones de adultos comenzaron a usar productos que estaban inactivos en diciembre pasado.

Las dinámicas de uso de estos productos se dispararon durante la pandemia. Según la Superfinanciera, durante los días hábiles de la cuarentena, esto es del 25 de marzo al 2 de octubre, los clientes financieros hicieron cerca de 1.119 millones de operaciones monetarias por valor superior a los 2.393 billones de pesos.

Las cuarentenas también incrementaron la utilización de canales electrónicos, para acceder a los productos financieros. Internet, banca móvil, corresponsales bancarios y datáfonos marcan una tasa promedio por encima del 150 por ciento, frente a un día normal.

Además, los programas de transferencias monetarias del Gobierno, como Ingreso Solidario y Compensación del IVA, también han jugado un rol importante. El primero logró que más de 759.000 beneficiarios activaran sus productos de depósito o abrieran uno por primera vez. El segundo permitió que más de 99.000 personas reactivaran o abrieran un producto de depósito, la mayoría de estos digitales.

En marzo se registraron 2,3 millones de adultos con Cuentas de Trámite Simplificado (Cats) y 2,7 millones de usuarios de Cuentas de Depósito Electrónico (CDE) activas. Tres meses después, el primer producto contaba con 4,3 millones de titulares activos, mientras el segundo escaló hasta los 7,4 millones de usuarios.

¿Y los que faltan?

Se estima que más de 5 millones de colombianos permanecen por fuera del circuito financiero, hacia donde apuntan las estrategias estatales para que hagan parte de este y tengan acceso a los servicios que prestan las entidades.

Una primera iniciativa busca ampliar la red de corresponsales bancarios en 1.600 puntos. El país cuenta con cerca de 145.000. Se invertirán 7.000 millones de pesos en los próximos dos años y para ello selló una alianza con el sector cooperativo.

Hace dos semanas, además, se aprobó un Conpes que establece la ruta a seguir para seguir avanzando en materia de inclusión financiera.

Entre sus estrategias se cuentan la ampliación de la oferta de productos y servicios financieros a la medida, impulsando la corresponsalía digital, con el propósito de llegar a la población excluida y de regiones apartadas.

También la promoción de la educación financiera para desarrollar competencias, conocimiento y confianza de los colombianos en el sistema financiero, la optimización de la infraestructura financiera y la modificación de la estructura institucional de esta política pública, para generar mejores sinergias entre actores públicos y privados. 

ECONOMÍA Y NEGOCIOS