Economía

Pandemia disparía el consumo de licor ilegal y del adulterado

Pandemia disparía el consumo de licor ilegal y del adulterado

Las medidas derivadas de la pandemia, como los controles a la movilidad, la ley seca y el cierre de bares, discotecas y restaurantes, entre otros; así como la caída en los ingresos de las personas y el aumento del desempleo, han contribuido a que las cifras del comercio ilegal de licores y la adulteración de estas bebidas se hayan disparado en el país.

"El impacto económico negativo de la pandemia, como mayor nivel de desempleo y menos ingresos disponibles, impulsará al consumidor a buscar productos de precios mucho más económicos. El alcohol ilegal se vuelve aún más atractivo al consumidor, al tener precios más bajos (un 9,9 por ciento menos en promedio), advierte el más reciente estudio de Euromonitor Internacional 'Mercado de bebidas alcohólicas ilegales en Colombia'.

Según el estudio, una de cada cinco botellas de bebidas alcohólicas que se consumen en el país es ilegal. En Colombia el 22,4 por ciento del mercado total de bebidas alcohólicas es ilegal, cifra que hace que el país se ubique por encima del promedio de consumo de alcohol ilegal en Latinoamérica.

Esta hace que Colombia deje de recibir cada año cerca de 678 millones de dólares en recaudo de impuestos de este negocio.

Lourdes Chavarría, gerente de consultoría para América Latina de Euromonitor International, sostiene que uno de los grandes desafíos del país es combatir el consumo de alcohol ilegal, toda vez que esta actividad no solo produce un gran daño económico sino genera, además, serios problemas a la salud pública.

Al referirse a los efectos que la pandemia del covid-19 puede tener en el comercio de licores, el estudio precisa que se debe trabajar en tres frentes claves para evitar que estos sean nocivos desde el punto de vista económico y de salud, es decir, que, de alguna manera, se bloquee el mercado ilegal y el consumo de bebidas adulteradas.
 
El estudio pudo detectar tres frentes a través de los cuales se puede impulsar el consumo de bebidas alcohólicas ilegales en el 2020: las ventas en línea, la prohibición de venta de licor en algunas temporadas y el aumento de las importaciones de etanol. 
 
Frente al primero, indica Euromonitor en su análisis, que el "cierre de los puntos físicos de venta de las bebidas alcohólicas como bares y discotecas durante el aislamiento preventivo, ha acelerado la comercialización de bebidas legales e ilegales por internet, inclusive por WhatsApp".

Por su parte, la aplicación de la ley seca por parte de algunas autoridades locales ha fomentado el crecimiento de los mercados de alcohol ilícito, mientras que, si bien la importación de etanol ha sido para abastecer las empresas que elaboran gel antibacterial y alcohol antiséptico "existe la posibilidad de su desviación para la industria de adulteración en la fabricación de bebidas alcohólicas, lo cual podría representar un riesgo grave para la salud".

Según Euromonitor, la producción de alcohol ilegal en Colombia alcanzó los 366.361 hectolitros el año pasado. Solo el contrabando y el alcohol adulterado representaron el 80 por ciento del mercado ilegal en Latinoamérica.

Agrega que ese mismo mercado creció 44 por ciento en términos de valor entre 2012 y el 2019, este último año con un valor superior a los 1.500 millones de dólares, impulsado por el incremento en los precios de venta de las bebidas ilegales  que han aprovechado el alza de precios de algunas bebidas legales.

Por: Economía y Negocios