Economía

Los pasos que dará la reforma laboral que iniciará el país

Los pasos que dará la reforma laboral que iniciará el país

Si antes de la pandemia se venía hablando, entre los empresarios y el Gobierno, de iniciar el camino para realizar cambios en el Código Laboral, con temas con los contratos por horas y la revisión de los costos laborales, luego del coronavirus es más que clara la necesidad de que al país le llegó la hora de hacer dicha reforma laboral.

(Le puede interesar:  Soplan vientos de ‘reforma laboral’, estiman expertos)

“Una cosa son los temas laborales antes de la pandemia y los mismos temas después de la pandemia, porque el virus dejó destruidos muchos puestos de trabajo y están por fuera de la actividad empresarial muchas empresas e inversiones, y esto nos obliga a repensar cómo vamos a manejar la situación laboral en Colombia”, asegura el ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera.

Sin embargo, con la misma certeza de la necesidad del cambio, el funcionario señala que no se trata –como lo han afirmado algunos sindicatos– de ir en contra de los derechos de los trabajadores, ya que ninguna de las leyes laborales del país ha sido concertada y “por primera vez decimos que tiene que haber un acuerdo”.

Por ello, este lunes hubo una reunión inicial con funcionarios de Planeación Nacional y con los ministros del gabinete, para que expusieran los aspectos que se deben abordar en la Misión de Empleo, que busca que los expertos y quienes más saben del tema le ayuden a definir el rumbo al país.

(
Además lea: Abren puerta para que Estado rescate empresas comprando acciones)

En este sentido, se les pedirá a las centrales obreras, a los empleadores y al Ejecutivo que indiquen los nombres de los expertos que harán parte de esta Misión, para luego nombrar un gran coordinador y darles un tiempo para que empiecen a trabajar.

Seguramente tocará hacer audiencias públicas, escuchando a la gente y sus ideas. La idea es que mientras más concertemos, nos puede ir mejor

“Seguramente tocará hacer audiencias públicas, escuchando a la gente y sus ideas. La idea es que mientras más concertemos, nos puede ir mejor”, indicó el ministro.

Y explicó que una vez se recauden todos estos insumos, el Gobierno los recopila, los evalúa y los llevará a la Mesa de Concertación Laboral, para que se vea qué fue lo que se trabajó, y luego se presente un proyecto de ley al Congreso de la República.

Antes de hablar de trabajo por horas, de flexibilidades laborales, de reformas pensionales y costos laborales, hay que hablar de esto tanto con empleadores como con trabajadores”, indicó el funcionario.

Eso sí, la Misión tiene el objeto determinar cuáles son las medidas de corto, mediano y largo plazo, debido a que el país vive una situación compleja, para llevarlas al Congreso.

Ahí se hablará de reforma laboral. Todos los temas que han venido discutiéndose se deben poner sobre el tapete”, insistió el ministro Cabrera.

Sindicatos ya iniciaron

Para Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), uno de los tres sindicatos de trabajadores que estarán en las discusiones, es claro que la Misión de Empleo va a tener dos escenarios: el de los técnicos, que manejan cifras y estadísticas y que deben trabajar sobre las propuestas, y dos, el escenario político, que tiene que ver con la Comisión de Concertación.

Además lea: Colombia caerá menos que el mundo y la región: Banco Mundial)

Ayer, la CGT, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Confederación General del Trabajo, hablaron para que cada una nombre dos especialistas en economía y en asuntos laborales. Pero además de los temas de la Misión de Empleo, Gómez sostiene que la Comisión de Concertación deberá abordar el desarrollo de políticas de empleo.

“Estamos esperando que se defina la fecha en que se instala la Misión de Empleo, y las tres centrales van a solicitar apoyo económico al Gobierno para que asuma el costo de los estudios de los especialistas que se definan, ya que hay que hacerlos bien, y en coordinación con lo que hayan trabajado las universidades y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre otros”, dijo el dirigente sindical.

Sin embargo, y sin desconocer que una Misión de Empleo tiene temas transversales por la eventualidad de algunos ajustes de la legislación laboral, el presidente de la CGT considera que hay una falla de origen grave, y es caer en el reduccionismo de que todo se puede resolver en una reforma laboral.

Hay que analizar qué es lo que se plantea. Una parte de la reforma laboral debe ser necesariamente que no se pueden contratar trabajadores para labores de carácter misional, en el sector privado y público, porque es inconcebible que haya trabajadores sin primas, prestaciones y sin ningún derecho. Hablemos de todo, y no solo de lo que les duele a los empresarios”, afirmó.

Y al señalar que un punto central de la reforma deben ser los esquemas para la formalización laboral, Gómez agrega que temas como la sustitución de importaciones deben ser evaluados, si se tiene en cuenta que en el sector agrícola hay no menos de 500.000 empleos.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS -