Economía

Las motos, las menos golpeadas por la pandemia

Las motos, las menos golpeadas por la pandemia

En medio de las dificultades que enfrentaron los sectores de la producción por el impacto del covid-19 durante el 2020, el de las motocicletas en Colombia, pese a una caída en sus ventas de 13,8 por ciento, casi la mitad de lo que cayeron los carros, puede darse por bien servido.

(Siga leyendo: )

De eso dan cuenta las 518.529 motos vendidas el año pasado –según el Runt–, a pesar de la contingencia por el cierre total de las actividades comerciales y trámites de matrícula, sumando a esto el cierre de fronteras que afectó las importaciones y a los proveedores, y, no menos importante, que no había plata y mucha gente se quedó sin empleo.

Si bien frente al 2019, cuando se vendieron 604.983 unidades, hay una diferencia, lo cierto es que las cifras del 2020 están muy cercanas al promedio de los últimos años, lo cual es un resultado aceptable en medio de la crisis en que se sumió la economía.

En este punto, la moto volvió a reeditar durante la pandemia su papel fundamental, primero como medio para generar ingresos, y segundo, de transporte. El año pasado, 72 por ciento de las matrículas de vehículos nuevos fueron motocicletas.

En el primer caso hay que tener en cuenta que la mayoría de motocicletas que se venden en Colombia son de bajo costo y baja cilindrada, es decir, de menos de 150 cm³, que se utilizan para domicilios, mensajería y transporte personal (scooter, moped, sport y enduro); y menos del 1 por ciento corresponden a motos de alta gama o alta cilindrada.

(Además: 

En el caso del transporte personal, la moto es más protagonista ahora con la presencia del virus. Esas más de 500.000 unidades vendidas son un nuevo golpe para los sistemas de transporte masivo del país, pues sus nuevos dueños y, muy seguramente, sus acompañantes no volverán a pagar pasajes, y habría que incluir un buen número de usuarios que compraron motos usadas. En el 2020 se realizaron 339.907 traspasos.

Bogotá, que siempre ha sido la ciudad con más motos matriculadas (514.947 en 2019), sumó 50.331 en el 2020. No obstante, es bien sabido que muchas motocicletas que se venden en vitrinas bogotanas se matriculan en municipios cercanos, pero ruedan en la capital. Este fenómeno se replica en todo el país.

En ese sentido, solo entre municipios vecinos de Bogotá como Soacha, Funza, Madrid y Chía suman 89.614 motos matriculadas. En Medellín pasa lo mismo, pues en Envigado, Sabaneta o La Estrella se matriculan más motos que en la capital. Y esto se replica en Bucaramanga con Floridablanca y Girón, o en Cali y sus vecinos Pradera y Palmira.

Con el arranque del 2021 y viendo por el espejo retrovisor la evolución del mercado de las motos desde el año 2015, que ostenta el récord de mayores ventas (662.143 unidades), y lo sucedido en plena crisis de la pandemia, este año no debería ser muy distinto al 2020, e incluso se podrían colocar 600.000 unidades al finalizar el año.

(También puede leer: )

Esto, claro, depende de cómo se comporte el virus y no haya confinamientos prolongados, porque ahora la moto, además de sus virtudes como medio de transporte ágil, versátil y económico, tiene el plus de la bioseguridad que no brinda un bus de TransMilenio.

Así les fue a los usados

En el año de la pandemia, el número de traspasos en el 2020 fue de 434.623 vehículos particulares, equivalente a 40 por ciento menos que en el 2019, año en el que se tramitaron 550.639. Hay que tener en cuenta que el cierre de las oficinas de tránsito y los problemas generados para estos trámites jugaron en contra de ese mercado. En motocicletas hubo una caída de 31 por ciento (339.907) y de 31 por ciento en otros vehículos (303.299).

En total, durante el 2020 se realizaron 1’077.829 trámites de traspaso, según los registros del Runt, lo cual no es tan malo pues esa cifra está dentro del promedio de los últimos cinco años, en los que, incluso, en el 2015, un año sin las dificultades del anterior, se registraron 1’031.021 trámites.

(Le recomendamos: )

Movimientos en las marcas

El año pasado, Yamaha se posicionó en el primer lugar en ventas con una participación en el mercado del 20 por ciento, seguido muy de cerca por Bajaj (19 por ciento), un poderoso jugador que durante varios años ocupó ese puesto. Les siguen Honda, AKT, Suzuki, Victory, Hero, TVS, Kymco y KTM.

El portafolio de cada marca será determinante para quedarse con las porciones más grandes del mercado

El portafolio de cada marca será determinante para quedarse con las porciones más grandes del mercado, que tuvo una recomposición importante en el 2020 con miras a enfrentar el 2021. Uno de esos movimientos se dio en septiembre, cuando el Grupo UMA se convirtió en el nuevo distribuidor de Bajaj en Colombia, que estuvo por 30 años representado por Auteco.

El Grupo UMA se quedó con la representación de los modelos Pulsar, Dominar, Discover y Boxer, asumiendo su venta, repuestos y servicio posventa. Además, empezando el año entró en operación la primera planta de ensamble de motos Bajaj en La Tebaida, Quindío, dedicada a las motos de las líneas Pulsar, Dominar, Boxer, Platino y Discover. En Barranquilla ya tienen una planta para ensamble de motocarros.

Por esos días, Autotécnica Colombiana S. A. S. (Auteco), distribuidor de KTM y Husqvarna, firmó una alianza con TVS para ensamblar, distribuir y comercializar el portafolio de la marca india, entre estas las exitosas Apache RTR 160, 180 y 200. TVS estuvo nueve años representado por Colombiana de Comercio, Grupo Corbeta, que tiene a AKT (marca propia) y a Royal Enfield.

(Tal vez le interese: )

En el 2019 nace Auteco Mobility, tras la escisión de Auteco S. A. S. En su portafolio están Kymco, Victory, Kawasaki y Benelli. Y bicicletas, motos y patinetas eléctricas de la marca Stärker, y camiones eléctricos Stärk. También tiene la línea Piaggio Cargo.
Los Coches, multimarca en la venta de automóviles y SUV, se abrió a las motos y ahora representa toda la línea de Piaggio, Aprilia, Vespa y Guzzi, además de los UTV y productos acuáticos de Bombardier.

REDACCIÓN VEHÍCULOS