Economía

'La compra de vivienda usada debería respaldarse con subsidio'

'La compra de vivienda usada debería respaldarse con subsidio'

Sin que signifique disminuir los subsidios que maneja actualmente el Gobierno para la vivienda nueva, una ayuda en ese sentido sería importante para impulsar la inversión de la oferta residencial de segunda”.

Esta fue la propuesta de Andrés Martínez, presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, ayer, a propósito de la inauguración del Gran Salón Inmobiliario que se realizará hasta el 11 de agosto en el recinto de Corferias, en Bogotá.

Según el directivo, “a este segmento le caería muy bien un espaldarazo para impulsar la inversión en un mercado, que, vale destacar, ha sido determinante para mantener las buenas cifras de las actividades inmobiliarias”.

De hecho, según el Dane, en el primer trimestre del año, este valor agregado (actividades inmobiliarias) creció 3% en volumen de negocios frente al mismo periodo del 2018, lo que para Martínez es el resultado de dos aspectos claves: “Uno, que el 70% de la oferta que hay en el mercado corresponde a vivienda usada y ofrece buenas posibilidades de negocio, pues está en zonas consolidadas, es más económica que la nueva y, por el mismo precio, se gana más área”.

Y segundo: “Porque representa el 8,65 % del PIB, con el valor agregado de que impulsa subsectores como los avalúos y las remodelaciones, para citar solo dos”. Al respecto, hay consenso en que, además, comprar una vivienda para estrenar genera una dinámica adicional interesante, pues muchas familias al tomar la decisión de cambiarla, venden la que tienen para comprar la nueva.

Apoyo

Sobre el tema, el presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA), Alfredo Reyes, quien apoyó la iniciativa de Martínez. “Un tratamiento tributario especial para apoyar la compra de inmuebles residenciales usados aportaría a dinamizar este mercado”, recalcó.

Reconoció que aunque la vivienda nueva genera más mano de obra, a través de su construcción, la de segunda no es menos importante. “Esta mueve avalúos, registros, escrituraciones, remodelaciones, lo mismo que una demanda importante de materiales; algo que no se ve solo en Bogotá sino en otras ciudades”, destacó.

El Presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá recordó que “la oferta de casas y apartamentos nuevos y usados está liderada por Bogotá (35 %) Medellín (14 %) Barranquilla (14 %) y Cali (11 %).

Las ampliaciones y adecuaciones generan una cadena de empleos relacionada con la producción de insumos y materiales, a los que se suma la mano de obra no calificada.

Destacó, incluso, cómo el programa del Gobierno Semillero de Propietarios le dio un espacio a la usada, ya que las personas naturales podrán participar consignando sus inmuebles con los gestores inmobiliarios, lo que, de paso, confirma la importancia de esta actividad.

En línea con Martínez y Reyes, la presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), María Clara Luque, insistió en la importancia de impulsar la compra y la venta de vivienda usada.

Recalcó que, efectivamente, las ampliaciones y adecuaciones generan una cadena de empleos relacionada con la producción de insumos y materiales, a los que se suma la mano de obra no calificada.

“Pero no es lo único. También hay otros elementos decorativos como cortinas, pisos y muebles de los que dependen muchas familias a lo largo y ancho del país, y que, de hecho, están relacionados con el empleo”, explicó.

Cada vez que hay un impuesto nuevo se frena uno de los sectores que más empleo genera

Igualmente, la dirigente aprovechó para llamar la atención sobre los impuestos relacionados con el sector, como el impoconsumo del 2 % a la compraventa de todo tipo de inmuebles, entre ellos la vivienda usada, de cuyo impacto ha llamado la atención en varios escenarios.

Cada vez que se impone un impuesto nuevo se frena uno de los sectores que más empleo genera, tanto para los profesionales como para la mano de obra no calificada, pasando por los servicios de intermediación como la banca, los seguros y el corretaje inmobiliario”, dijo.

Incluso, para justificar el aporte de este negocio al sector edificador, Luque recordó cómo el valor de los créditos desembolsados en el primer trimestre del año se concentró, precisamente, en la oferta usada diferente a la social (no VIS).

Según el Dane y cálculos de Fedelonjas, los préstamos destinados a la adquisición de vivienda de interés social (VIS) en el país sumaron $410.012 millones ($349.716 para inventario nuevo y $60.296 para usado). Por su parte, los de rangos medio y alto registraron desembolsos por 1,1 billones, de los cuales $658.285 pesos se destinaron a la compra del stock usado disponible, confirmando el auge de este mercado.

Costos

La presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), María Clara Luque, destacó que en los últimos 12 meses, a junio, los despachos de cemento crecieron 1,7 %, principalmente, por el incremento del canal comercialización que aportó 1,4 puntos porcentuales al total.

Este insumo se usa, en su mayoría, para remodelaciones y adecuaciones de inmuebles usados”. Luque también destacó que el valor de los créditos desembolsados en el primer trimestre del año se concentró en la vivienda usada de rangos medio y alto.

GABRIEL FLÓREZ
Redacción Vivienda - El Tiempo