Economía

Fondos privados fijarán dura crítica a gabela en traslados

Fondos privados fijarán dura crítica a gabela en traslados

Una dura posición frente a la posibilidad de traslados extraordinarios de régimen pensional, que deja abierta el Plan Nacional de Desarrollo, le harán llegar la próxima semana los fondos privados (AFP) al Gobierno y a los congresistas.

En Asofondos, gremio de las AFP, elaboran un documento en el que detallan el impacto económico que esa proposición, adicionada al Plan, tendrá no solo para las finanzas del Gobierno, sino para las de los colombianos que ahorran para su pensión.

La polémica se encendió este martes, luego de las declaraciones que el presidente de Colpensiones, Juan Miguel Villa, le dio a , en las que afirmó que esa ventana de traslados no le generará mayores presiones al gasto del Gobierno y en las que negó que exista una bomba pensional.

“Esto podría abrir una ventana para los que quisieran hacerlo sin tener que acudir a procesos judiciales”, señaló el funcionario, tras señalar que hoy Colpensiones enfrenta 15.000 procesos judiciales en los que las personas demandan la anulación a la primera afiliación a la AFP, argumentando que no recibieron información suficiente para tomar la decisión.

Y es que la propuesta, incluida a última hora en la segunda ponencia del Plan, y de la que se desconoce su autor, abriría una ventana para que mujeres mayores de 50 años y hombres por encima de los 52 años, con más de 750 semanas cotizadas, se puedan trasladar de régimen, en contra de lo que dice la Ley 797 del 2003, en el sentido de que las personas a las que les falte menos de 10 años para su jubilación no se pueden cambiar.

“En la práctica lo que busca esto es que las personas con mayor estabilidad laboral y mejores ingresos se puedan pasar de las AFP a Colpensiones y conseguir un mayor subsidio, lo que generará un elevado costo para el Gobierno que tendrá que financiar esas nuevas pensiones con impuestos”, explicó Jorge Llanos Salaman6ca, vicepresidente técnico de Asofondos, en declaraciones a RCN Radio.

También puede ocurrir que, quienes cotizan en Colpensiones, entre uno y dos salarios mínimos, o aquellos que no completarán las 1.300 semanas para su jubilación, se quieran pasar a una AFP, que es donde más le conviene, ante lo cual el Gobierno tendrá que alistar recursos para pagar los bonos pensionales.

Llanos Salamanca también explicó que, desde el punto de vista financiero, esa idea, que dejaría abierta la posibilidad de trasladarse de régimen por cuatro meses, tendrá un impacto económico sustancial, en la medida en que las AFP se verían obligadas a liquidar inversiones importantes (TES y acciones) a tasas bajas para cumplir con el traslado de recursos, así como los rendimientos de los afiliados a las AFP que decidan acogerse a esa posibilidad, de ser aprobada.

El año pasado mientras 167.156 afiliados a las AFP se pasaron a Colpensiones, solo 10.473 lo hicieron del régimen público al privado, según la Superintendencia Financiera.

El experto insistió en que este debería ser un tema a discutir de cara a una reforma pensional más estructural, pues necesita un análisis mucho más profundo debido a su alto impacto económico, algo que los tiempos de discusión del Plan Nacional de Desarrollo no proporcionan.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS