Economía

Esto subirían el mínimo y desempleo por prima adicional, según Acopi

Esto subirían el mínimo y desempleo por prima adicional, según Acopi

La decisión el martes del Senado de la República de aprobar una prima legal adicional a trabajadores hasta 3 salarios mínimos profundizó la polémica en el país.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dijo que solo en el sector público, donde hay 496.363 trabajadores que se beneficiarían con la bonificación propuesta, el costo es de 205.000 millones de pesos.

Es la típica iniciativa con tufillo populista, que encarece el empleo

En total, las cuentas de este despacho indican que según los tamaños de las empresas, los empleadores necesitarían 1,8 billones de pesos para pagar la prima adicional.

Entre tanto, el gremio de pequeñas y medianas empresas Acopi reprodujo el miércoles en su tuiter el boletín del Consejo Gremial Nacional (CGN) expedido el martes, en el que apoya a los oposición del Gobierno a la prima.

En ese sentido, el CGN advirtió del impacto en materia presupuestal y de formalización que tendría el proyecto. "El CGN hace un llamado al Congreso de la República para que considere de manera responsable los argumentos expuestos por el Gobierno y solicita que no se apruebe y se archive esta iniciativa legislativa", dijo.

Además, Acopi envió una carta al senador Gabriel Velasco Ocampo, de la Comisión Séptima del Senado, en la que dice que las empresas se enfrentan en Colombia a un elevado costo país que le resta competitividad.

“La aprobación de la prima impactaría la generación de empleo y la formalización de este, afectándose en gran medida las decisiones adoptadas para reducir la tasa de desempleo”, agrega.

Además, señala que este tipo de políticas se concentran en empresa formales que no evaden obligaciones (solo un 2,3 por ciento lo hacen), frente al resto de compañías y contribuyentes.

Según el gremio, el pago de la prima produciría un incremento de 4,16 por ciento en el salario mínimo y elevaría los costos no salariales relacionados.

Los estudios del gremio también indican que un aumento de uno por ciento en los costos laborales de las empresas eleva en 0,1 puntos porcentuales la tasa de desempleo.

Otros opositores

Por su lado, el exministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo dice que el proyecto de ley del senador Álvaro Uribe Vélez que decreta la prima extra para trabajadores , es la típica iniciativa con tufillo populista, que encarece el empleo.

“Además, fue presentada cuando el desempleo está subiendo vertiginosamente”, agrega.

“Muy peligrosos los nuevos populismos. No tienen ni siquiera un fundamento ideológico. Parecería que solo les importan los efectos electorales. La responsabilidad de que el país se desarrolle es de todos, también de todos los políticos y hay muchos que no se han enterado”, afirma por su parte en su cuenta persona de tuiter el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi).

El timonel de la Andi también pidió a los congresistas tener en cuenta el concepto del Minhacienda, pues la prima tendría "múltiples efectos negativos para la población como son: Inflación, desempleo e Informalidad".

Entre tanto, el presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), Gustavo Toro Velásquez, afirmó que este sector genera 85.000 empleos directos, especialmente en pequeñas y medianas empresas. Por tanto, según dice, una carga laboral extra es onerosa porque pesa dentro de los costos. “Eso desestimula el empleo y genera una sobrecarga para pequeñas empresas y no hace un país más equitativo”, añade el ejecutivo. Agrega que los mayores costos redundarán en menor contratación de trabajadores y no necesariamente en una mejor productividad.

La iniciativa, encabezada por los senadores del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez y Gabriel Velasco, busca adicionar medio salario mínimo legal vigente a la prima que reciben los trabajadores que ganen máximo tres salarios mínimos.

De acuerdo con el senador, la bonificación se daría de la siguiente manera: cinco días adicionales de prima para trabajadores de pequeñas empresas, diez días para los de medianas empresas y 15 días adicionales para los de las grandes empresas.

El proyecto pasará por dos debates más, uno en la Comisión Séptima y en la Plenaria de la Cámara de Representantes, para su total aprobación. Estas discusiones se llevarían a cabo en el segundo semestre de este año.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS